Disturbios, bolas de goma y luna llena: el primer concierto de The Rolling Stones en España

La banda británica se había recorrido ya buena parte del mundo; pero no fue hasta el 11 de junio de 1976, que el grupo se dejara caer por España.
ctv-mtb-stones-bcn2
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

Ya habían transcurrido cerca de trece años desde que The Rolling Stones publicaran su primer disco, allá por 1964; y, a pesar de haber girado por buena parte de Europa y Estados Unidos, la banda británica aún no había pisado suelo español. Ese detalle fue solventado el día que los Stones se subieron al escenario que se había dispuesto en la Monumental de Barcelona. Aquello ocurrió el 11 de junio de 1976.

El artífice de tal hazaña fue el promotor Gay Mercader, quien se declaró tiempo atrás admirador del grupo, y tuvo la oportunidad de verles en directo en París. Sin embargo, la idea original era construir una especie de auditorio en la localidad de Cambrils que, más adelante, sirviera como recinto para acoger a otras bandas. Según ha compartido Gay a lo largo de estos años, parece ser que los vecinos se opusieron porque pensaban que lo que se iba a instalar allí era una especie de "campamentol homosexual nudista". Tal era el conocimiento popular de lo que es el rock and roll. De todos modos, hay que tener en cuenta que Franco había fallecido unos meses antes del evento, y todo era, en realidad, nuevo en este sentido.

Finalmente, el concierto se celebró en la Monumental de Barcelona, a pesar de haberse anunciado en Las Arenas (otra plaza de toros). Para ello, Mercader contó con la ayuda de la familia Balañà, propietarios de ambos recintos, y quienes pensaron que sería mucho más adecuado celebrar el concierto la Monumental. La capacidad de esta plaza estaba calculada en un aforo de 18 mil personas, aunque según los recuentos solo se vendieron alrededor de 11 mil entradas ( a 900 pesetas cada boleto).

El día del concierto, se vivieron disturbios alrededor de la plaza. Cerca de tres mil personas intentaban colarse en el recinto, lo que hizo que los grises respondieran con balas de goma y bombas de humo; algunas de las cuales se 'colaron' en el concierto. De todos modos, no pareció ocurrir nada que impidiera a The Rolling Stones saltar sobre el escenario, y brindar su primera actuación en nuestro país. La actuación comenzó alrededor de las 00:30 y se prologó hasta las 02:30. En total, el grupo brindó un repertorio de veinte canciones, que abrió con "Honky Tonk Women", y cerró con "Stree Fighting Man". Keith Richards recuerda que aquella noche había luna llena.

RockFM