El disco de Metallica en el que no se puede encontrar "ningún error"

El líder de At the Gates, Tomas Lindberg, ha confesado qué álbum de la banda de heavy metal es perfecto para él
El disco de Metallica en el que no se puede encontrar "ningún error"

Tiempo de lectura: 2’

El líder de At the Gates, Tomas Lindberg, ha confesado cuál es el álbum de Metallica en el que no puedes encontrar ni un solo error: ‘Master of Puppets’.

Ultimate Guitar nos cuenta la conversación que tuvo el vocalista con Metal Hammer. Allí Lindberg habló de sus influencias musicales y de algunos de los discos que le han marcado como fan y músico.

Centrándose en el clásico de Metallica de 1986 'Master of Puppets', el músico dijo:

"No puedes encontrar ningún fallo en 'Master of Puppets'. Es uno de los discos a los que At the Gates vuelve de vez en cuando, especialmente cuando se trata de comprobar cómo nos va.

"Es un álbum totalmente realizado en todos los sentidos: la secuencia de las canciones, la dinámica... ese es el tipo de cosas que miramos nosotros mismos: '¿Nuestro disco se construye cómo se construye 'Master of Puppets'?”

"Para mí, es el mejor disco de Metallica y un clásico por derecho propio”.

"Teníamos 14 años cuando salió ese disco y fue el momento perfecto para nosotros. Todos teníamos estos casetes C60, porque el álbum era demasiado largo para caber en una cara de las versiones C90 habituales”.

"Todo el mundo tenía su propio cassette, así que íbamos por ahí con los blasters del gueto escuchando Master Of Puppets. Probablemente fue el nacimiento de la escena metalera de Gotemburgo” confesó el músico entre risas.

Tomas también habló del álbum 'Red' de King Crimson de 1974, diciendo. "Nos encanta Magma y bandas como esa, pero King Crimson fue el único factor de unión entre todos los miembros de At the Gates. Incluso a principios de los 90 los escuchábamos mucho".

Lindberg prosigue: "'Red' podría ser una de las puertas de entrada más fáciles a la música progresiva para los metaleros: es pesado y tiene muchos riffs y sonidos de bajo pesados... es una forma natural de entrar en ese universo progresivo”.

"Fue sin duda el primer disco progresivo que me llegó. Después de eso, fui a buscar todos sus otros discos y las bandas que eran como ellos. Sólo quería encontrar cualquier cosa que pudiera mantener mi atención".

Para no quedarse corto, el vocalista también quiso hablar de 'Haunting the Chapel', de Slayer del año 1984.

"'Haunting the Chapel' sigue siendo mi lanzamiento favorito de Slayer y de la época. Me encanta la forma de 'Show No Mercy'. Tenía esta sensación de metal clásico pero tocado de una manera más rápida y más punk. En 'Show No Mercy', se puede escuchar mucho de Judas Priest en la forma de tocar, sólo que Slayer es más duro”.

"Luego tienes 'Hell Awaits' que se vuelve muy intrincada, casi como un disco de death metal con sus riffs. ‘Haunting the Chapel' mezcla ambos enfoques, tomando esa sensación de metal clásico y dándole un cambio de imagen realmente desagradable”.

"'Haunting the Chapel' es una muestra perfecta de lo que quiero que sea Slayer, en este paquete perfecto de tres canciones. Slayer era una de esas bandas que te atrapaban al instante con su arte de portada”.

"Íbamos a las tiendas de discos buscando específicamente el mejor arte, entonces yo compraba uno, y hacía que mis amigos compraran otro para poder intercambiar cintas después".



RockFM