La divertida manera en los miembros de Nirvana declinaron "rendirle tributo" a Kiss

Gene Simmons quería a los de Seatle en un homenaje a su figura y la de su grupo
La divertida manera en los miembros de Nirvana declinaron "rendirle tributo" a Kiss

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista en el podcast "Cobras & Fire", el productor Steve Albini, quien trabajara en el tercer y último disco de Nirvana, 'In Utero' (1993), ha desvelado cómo se compinchó con los miembros de la banda de Seattle para conseguir evitar tener que rendirle homenaje a Kiss a petición del propio Gene Simmons. Además, Albini ha explicado se recibió el disco por parte de su discográfica cuando la banda acabó de grabarlo.

"Sí, hubo un par de bromas telefónicas durante aquellas sesiones, Eddie Vedder fue una de las víctimas. La otra fue el bajista y vocalista de Kiss, Gene Simmons", recuerda Albini.

"Él estaba intentando convencer a Nirvana para que aparecieran en un disco de tributo a Kiss, pero ellos no querían hacerlo. Pero claro, el problema es que tampoco estaban particularmente interesados en hablar con Gene Simmons, así que me hicieron que le llamase y yo me hiciera pasar por Kurt".

"Fue muy divertido. Lo que básicamente hice fue balbucear una excusa que les permitiera no tener que decirle que no tenían ganas de aparecer en un disco tributo a Kiss. Quiero decir, sí, eran gente que se lo sabía pasar muy bien. Disfrute mucho de aquella sesión, eran gente con la que disfrutabas y también muy entretenidos".

¿Y cómo recibió la discográfica un trabajo como el 'In Utero?

"Después de terminar el disco, me fui a mi casa. Unos días después, recibo una llamda de Kurt, que me dijo, 'Pues sí, todo el mundo odia el ábum'. Su management, la discográfica... todo el mundo lo odiaba. 'Quieren que volvamos a grabarlo'".

"Y yo le dije, 'Pues yo creo que habéis hecho un gran trabajo, no creo que tengáis que volver a grabarlo'. Él me contestó que a él le encantaba. Unos días después me llamó y me dijo que iban a volver a mezclar algunos temas".

"Y yo dije, 'Bueno, las escucharé, y si creo que puedo mejorarlas de alguna manera, estaré feliz de acercarme y ayudaron con ello. Sin embargo, si no creo que puedo mejorarlas, entonces estáis solos, podéis hacer lo que queráis con ellas'".

"Tenía una copia de un máster, así que la puse – tengo un estudio en casa- la escuché y no dejaba de pensar que todo sonaba genial. Sentí que habíamos dado todo lo que teníamos en aquel momento, que le sacamos partido a todo y que sonaba genial".

"La siguiente vez que hablé con Kurt, le dije, 'Mira, no creo que pueda hacerlo mejor. Creo que todo esto suena genial. Si queréis rehacer lo que sea, tenéis mi bendición, no voy a ser un capullo sobre el tema. Simplemente siento que lo habéis hecho genial y que deberíais estar orgullosos de vosotros mismos".

"Al final, acabaron haciendo pequeños ajustes en un par de temas y añadieron coros en una canción. No puedo recordar cuáles fueron los otros pequeños ajustes, pero terminaron volviendo a mezclar un par de canciones".

"Pero el grueso del disco es, escencialmente, lo mismo que cuando lo terminamos. Y dije esto en su momento, pero el disco que no acabó en las tiendas es el que los fans de Nirvana querían escuchar. Ese era su álbum, y ellos fueron los que tomaron esas decisiones, así que no tampoco tuve ningún problema con ellos".

RockFM