Ni dos docenas de jugadores de rugby pudieron proteger a los Rolling Stones...

Fue durante un concierto en el Liverpool Empire paa la gira británica que tuvieron en el año 1964

Tiempo de lectura: 2’

Desde principios de los años 60, con la explosión que supuso el álbum homónimo de sus "satánicas majestades", los Rolling Stones han vivido siempre rodeados de todo el éxito y la fama que uno se puede imaginar. Tanto con sus cosas buenas, como con sus cosas malas. Ser una estrella del rock conlleva no poder ir al supermercado, tener que salir de un concierto con el personal de seguridad sacando a la gente a patadas o contratar una barrera humana con 20 jugadores de rugby.

Imagínate lo que significa un concierto de los Stones en medio del estupo de los 60, pues ni una barrera de superdeportistas pudo protegerles de forma suficiente. Claro, aunque sean jugadores de rugby, aparecieron más de 5.000 fans que fueron directamente a Mick Jagger, Keith y compañía y sobrepasaron esa línea de seguridad que tenía.

En cuanto a la gira que dieron, fue tanto británica como norteamericana. Evidentemente fue la primera de su carrera por los Estados Unidos y es que debutaron ese mismo año, pero el éxito fue tal que esta anécdota es un buen reflejo de lo que eran los Rolling Stones. Lo que son hoy no hace falta describirlo. Esta fue la cuarta gira británica, que comenzó el 5 de septiembre de 1964 y concluyó el 11 de octubre del mismo año donde dieron 64 shows, dos por noche. La formación es una de las que más permanece en la mente de los fieles seguidores de la banda: Mick Jagger, Keith Richards, Brian Jones, Bill Wyman y el gran recordado Charlie Watts,


RockFM