Doug Goldstein defiende a Axl Rose recordando su "despido" más polémico: "No fue el malo de la película"

El que fuera mánager de Guns N' Roses lo tiene claro, Axl Rose ya lo había avisado
su "despido" más polémico: "No fue el malo de la película"

Tiempo de lectura: 3’

Durante una nueva entrevista en Appetite for Distorsion, el que fuera mánager de Guns N' Roses entre 1991 y 2008, Doug Goldstein, ha hablado sobre el polémico despido de Gilby Clark de la banda en 1994. El guitarrista ha hablado en múltiples ocasiones de que las formas de echarle de la banda no fueron las correctas, especialmente por parte de Axl Rose, al que ahora Goldstein dfientde.

"Lo único que tengo que decir es que Gilby todavía se piensa que Axl fue el malo de la película que le echó de la banda. Y lo cierto es que Axl, desde que se contrató a Gilby, dijo: 'Una vez se acabe la gira, chicos, también se acabó para Gilby, porque quiero llevar las cosas en otra dirección'".

"Y todos lo sabían, aunque, particularmente Slash y, por lo tanto, también Duff McKagan, no paraban de decirle: 'Te vamos a mantener en la banda, te vamos a mantener en la banda, te vamos a mantener en la banda'".

"Pero Axl siguió convencido, 'Siempre lo he dicho, cuando se acabe la gira, él se tiene que ir'. Así que fue bastante injusto que Axl haya sido culpado exclusivamente por lo que le pasó a Gilby cuando no fue el caso en absoluto".

"Y quizás todos querían que Gilby se quedara en el grupo, pero en ningún momento se lo dijeron a Axl en absoluto. Nunca lo expresaron, y tampoco se la jugaron por Gilby cuando, llegado el momento, Axl dijo: 'Se acabó, vamos a llevar las cosas en otra dirección'. No hubo una conversación en la que ellos dijeran: 'Pero, espera, le queremos y tiene que estar aquí'. Nada de eso".

La otra cara de la moneda

Hace ya casi un año, el mismo Gilby explicó cómo vivió su despido en primera persona.

“Sentí que, cuando el tour se estaba acabando, a la banda le estaba sucediendo lo mismo. Esa era mi sensación honesta. Duff McKagan lucía horriblemente mal a nivel físico. Estaba hichado por culpa de su abuso del alcohol. Lo cierto es que no pensaba que le quedaran muchos días por delante. Axl y Slash no se miraban ni a la cara. Axl veía la banda de una manera y Slash de otra, nunca estaban juntos. No es como si yo quisiera estar en el medio de nada. Todo estaba roto”, explicó el artista.

“Así que, según se acercaba el final, me llegó una oferta para grabar un disco en solitario porque antes de Guns, tenía un acuerdo con Virgin Publishing. Yo era compositor y me ofrecieron el trato una vez se acabara mi periodo con Guns”, continuó. “Mira, yo no quería grabar un disco yo solo, prefería crear un disco con Guns N' Roses, pero la banda no tenía planeado grabar nada en mucho tiempo. Entonces les eseñé las canciones a los chicos y les pregunté si les interesaban. Ellos dijeron que no y, entonces, les pregunté si podría grabar algo en solitario y me contestaron que sí, que me mantuviera ocupado. Así que eso hice, grabé el disco justo después”.

“Básicamente, un tiempo después, Slash me dijo que nos viéramos en Casa Vega. Va y me dice: 'Axl ya no te quiere en la banda'. Después continuó: 'No sé lo que le pasa. Honestamente, no lo sé. Simplemente síguele el rollo. Esto no tiene por qué ser permanente. Quiere trabajar en nueva música. No ve viable que hagamos eso juntos'. Ese también fue el momento en el que me propuso hacer un disco con Slash Snakepit porque a Axl tampoco le gustaban las cosas que hacía Slash tampoco, pero no iba a echar a Slash de la banda”.

“Así que, básicamente, ellos no me despidieron, pero dejé de recibir mis cheques. Y después, una semana después, Slash tuvo esta revelación. Dijo: '¿Qué coño estáis haciendo? ¿Vais a reemplazar a Gilby?' Y después me llamó. Me dijo: '¿Sabes qué? Todo está bien, sigues en la banda, así que no te preocupes'. Sin embargo, no me volvieron a pagar. Eso fue todo. Así que, como dije, nunca salí oficialmente de la banda, simplemente se acabó de alguna manera. Estaba ocupado, tenía mi álbum en solitario y mi grupo con Slash”, finalizó el músico.

RockFM