KK Downing esperaba volver a Judas Priest ante el parkinson de Glenn Tipton: “Pensé que sería mi oportunidad"

El ex-guitarrista de Judas Priest esperó hasta el último momento para intentar volver a la banda
KK Downing esperaba volver a Judas Priest ante el parkinson de Glenn Tipton
British heavy metal group Judas Priest perform onstage at the First Midwest Bank Ampitheater, Chicago, Illinois, August 19, 2008. Pictured are guitarists KK Downing (left) and Glenn Tipton. (Photo by Paul Natkin/Getty Images)
  • Paul Natkin

Tiempo de lectura: 3’

El guitarrista fundador de Judas Priest, K.K. Downing, esperaba volver a la banda tras anunciarse que Glenn Tipton, el otro hacha clásico del conjunto, tenía parkinson, tal y como informa Blabbermouth.net. El artista también afirma que en ningún momento se retiró de la música tras su salida de la banda hace ya más de una década.

Downing dejó Judas Priest en 2011, tras argumentar que había conflictos, mala gestión y un declive en la calidad de las actuaciones de la banda. Fue reemplazado por Richie Faulkner, casi tres décadas más joven que él.

Ahora, en una nueva entrevista con el podcast “The Ex-Man”, Downing ha hablado sobre su salida del conjunto y su esperanza, ahora truncada, de volver a formar parte de él en algún momento.

“Pasé muy por encima por ese periodo en mi autobiografía, no entré en mucho detalle. No, no me retiré, en absoluto”, afirma.

“En 2010, las cosas estaban cerca de estallar, estaba pasando de todo. No estaba contento con la gira anterior porque... Quiero mucho a Glenn Tipton y le respeto un montón, pero se tomaba demasiadas cervezas antes y durante los conciertos en aquel momento. No sé qué estaba pasando. Hablamos sobre ello. Sin embargo, musicalmente, no estábamos tan seguros como yo quería. No estaba feliz con eso. Era rock and roll. Es una de esas cosas, en las que tienes que elegir entre ser rock and roll o una banda que lo haga todo más precioso. Y eso es lo que yo solía hacer musicalmente: ser realmente sólido y estar acompasado con esos bombos. O eres Keith Richards, con una cerveza en una mano y un cigarrillo en la otra, pero sigues tocando la guitarra, o bien estás tocando a fondo”.

“Rob Halford también estaba haciendo muchas cosas con su banda en solitario, girando y tocando en el Ozzfest”, prosigue KK Downing. “Sacó dos discos de estudio el año que me fui, 2010. Y después nos presionaron para sacar un EP, pero nosotros no sacábamos formatos de corta duración. Y encima esto pasó en nuestra gira de despedida. Nos íbamos a retirar todos, ese era el trato. Vi la nota de prensa en la que decían que era el fin de la banda y todo eso. Y no sé, quizás me desmoroné y dije: '¿Sabéis qué? Os la podéis quedar. ¿Queréis la banda' Es vuestra'”.

“Pero lo que pasó de verdad es que un amigo mío estaba animando a acabar con la gira de despedida, y tenía razón, supongo. 'Has estado aquí todo este tiempo. Es solo un tour más. Vas a completar el viaje'. Así que hablé con Ian Hill durante una semana, diciendo: 'Ian, creo que lo haré'. (…) Estaba esperando un mensaje del management para preguntarme si lo iba a hacer. Sin embargo, nunca me dijeron nada. Tampoco recibí la respuesta adecuada de Ian. Mi amigo me estaba animando, pero no estaba recibiendo ese mismo apoyo de Ian”.

“Ambos fuimos juntos a la guardería. Hemos estado ahí cada minuto del viaje. Pero no me estaba diciendo lo mismo que mi amigo. (…) Me mandaron un comunicado de prensa que iban a sacar y me preguntaron si todo estaba correcto. También le pedí el setlist a Ian y me lo mandó. Le llamé y le dije que me encantaba. Sin embargo, la mañana siguiente sacaron un comunicado diciendo que me retiraba. Así que mandé una segunda carta diciendo que -esta es la verdad- olvidaran lo que dije en la primera carta de despedida, porque, en ella, me estaba intentando ir de buenas maneras. (…) Y en esta ocasión dije la verdad de por qué había dejado la banda hacía tres meses. Y aún con todo le dijeron al mundo que me había retirado para cuidar de mi campo de golf. No, no lo hice. (…) No era verdad. Y lo odié, porque tuve que cargar con el peso de que los fans pensaran: 'KK es un gilipollas, nos ha abandonado. Encima lo hizo para irse a su campo de golf y retirarse'. No es verdad”.

Nada más dejar Priest, fui a producir a Violent Storm, con Roy Z. Le pedí que me ayudara con aquel disco porque también estaba haciendo otras cosas. Rápidamente, hice todos los arreglos de las canciones, ayudé, y aquel disco salió muy bien. (…) Y después fui a hacer otras cosas, como enseñar a bandas más jóvenes. También grabé. Hice una versión de 'Beyond the Realms Of Death' con Les Binks (ex-batería de Judas Priest) y creo que Tim 'Ripper' Owens (ex-vocalista de Judas Priest) también estaba en ella, ¿no? Y cuando Glenn se retiró, esperaba que esa fuera mi oportunidad. Sin embargo, nunca me llamaron. Así que, esencialmente, esa gente esta tocando mis canciones y cosas así. Así que se pueden llamar Judas Priest, pero yo también tengo todo el derecho del mundo a hacerlo y a tocar esos temas”.

RockFM