La dramática historia del asesinato del hermano del bajista de Anthrax: "Fui a buscar al que lo mató"

Frank Bello se ha abierto a hablar de todo lo relacionado con el asesinato de su hermano
La dramática historia del asesinato del hermano del bajista de Anthrax: "Fui a buscar al que lo mató"

Tiempo de lectura: 5’

Durante una aparición en el programa 'No Fuckin' Regrets With Robb Flynn', el bajista de Anthrax, Frank Bello, habló sobre el asesinato de su hermano Anthony, que fue asesinado a tiros en 1996 a la edad de 23 años.

Dijo (transcrito por Ultimate Guitar): “25 de marzo de 1996, estoy en mi casa con mi amigo Paul, él está arriba durmiendo. Estábamos haciendo algunas cosas de Anthrax, y oigo a alguien subiendo las escaleras de casa y golpeando mi puerta”.

Es Charlie [Benante, batería de Anthrax] – mi tío Charlie que está en la banda – gritando '¡Frank, abre la puerta!', yo estaba flipando”.

Abrí la puerta y dije: '¿Qué coño está pasando? ¿Estás bien?' Él dice: '¡Tienes que venir conmigo!...'”

Lo siento, todavía es difícil hablar de ello, incluso después de 1996, fue hace 25 años...”

Le han disparado a Anthony, le han disparado a mi hermano Anthony. Está muerto... Me caí en el suelo. No lo vi venir, nadie lo vio venir. No fui consciente de que me desmayara y que me volviera loco, simplemente me caí, me recogieron llorando... Lo que suele ser habitual”.

Entonces Charlie me lleva a la escena, estamos hablando del Bronx, Nueva York . Sucedió donde crecimos, en ese momento yo estaba en Westchester en mi casa. Así que me lleva mi tío, y estoy llorando – no sabía cómo gestionar todo eso”.

Así que vamos al lugar del incidente, y parece una escena de 'Ley y Orden' – si has visto la serie. Policías por todas partes, ambulancias, una multitud de gente, hay una sábana, la veo de lejos cuando salgo del coche...”

Y es mi hermano el que está debajo de la sábana. Supe que era mi hermano porque vi que la sábana no le cubría los zapatillas, y yo conocía sus zapatillas. Así que supe que era él, y eso fue lo que me hizo entender la situación, y comprobar que la realidad era lo que estaba pasando allí mismo”.

Me di la vuelta, me giré y vi a mi madre, que estaba en la escena. No sabía que ella estaba allí... La pena, la cara de pena, golpeando el suelo, llorando, incrédula por lo que había pasado”.

"No hay otras palabras para describirlo, así que sólo voy y la abrazo, y realmente, no hay nada que pueda decir, sólo abrazarla. No hay verbalización, no hay nada que puedas decir verbalmente que salga en ese momento. No sé qué decir, así que supongo que nos abrazamos durante mucho tiempo...”

"Esto es lo que pasó. Mi hermano tuvo algunas palabras con un tipo en una cafetería - supongo que ya tuvieron algunas palabras entre ellos antes de eso”.

"Resumiendo, sabía que iba a estar allí - no puedo mencionar nombres - tuvieron algunas palabras de nuevo, y sacó una pistola, le pegó tres tiros en la calle. No hubo testigos, fue fuera de una cafetería en el Bronx, tan simple como suena, sí”.

"Llego allí, estoy preguntando, estoy gritando justo después de abrazar a mi madre, '¡Quiero saber las putas respuestas!' Estoy gritando a todo pulmón, estoy gritando a cada policía que hay allí, a cada detective”.

"Finalmente, el detective que está a cargo del caso se acerca a mí, trata de calmarme y toda esa mierda, dije, '¿Quién carajo...?' - y le solté toda esa mierda, todo lo que puedes imaginar que dirías”.

"Quieres respuestas. '¡¿Qué coño ha pasado aquí?!' No hay respuestas, no hay testigos. Se llevan a Anthony, lo llevan al hospital, así que tuvimos que irnos porque no nos dejan quedarnos en el hospital - no puedes hacer eso - así que tuvimos que ir a casa y lidiar con esta mierda”.

"Pasa una semana, hay un testigo, encontraron un testigo - bien, bueno, lo vieron de pasada [el asesinato], bla, bla, bla... Voy a ir al grano porque todo esto está en el libro, pasamos por todo el sistema judicial del Bronx, Nueva York...”.

"Y esto es horrible, le pido a Dios que ninguna de las personas que me están escuchando en este momento tenga que pasar por eso, fue algo terrible. Éramos mi familia y yo y la otra parte. Y puedes imaginar el tipo de ambiente a lo Scorcese, muy italiano, aspirantes a mafiosos. Hubo algunas especulaciones, no lo sé con seguridad, así que no puedo decirlo. Especulación, ¿verdad?”.

"Para resumir, había mucha intimidación que intentaba ser transmitida, cosas realmente malas, y yo no quiero esas cosas, pero voy a defender a mi familia, obviamente, así que había mucha gente en el juicio, había muchos policías allí tratando de mantenernos a raya a todos”.

"Es una larga historia, pasando por todas estas cosas preliminares, a través de este sistema judicial, y te encuentras con que el testigo desapareció. El testigo desapareció, no pueden encontrarlo, desapareció...”.

"Ahora bien, lo que escuché en la calle fue otra historia diferente. No desapareció, huyó. Puedes leer entre líneas, ¿verdad?”.

"Fue algo realmente duro para alguien que lo vio pasar y se fue y no habló de ello porque lo dijo de antemano, dijo que lo vio, no pudimos hacer nada al respecto, te sientes muy impotente, el lado de la familia, la familia de la víctima”.

"Lo siguiente que ocurrió fue que el detective vino a nosotros y nos dijo: 'Hemos perdido al testigo, seguiremos intentándolo'. Pero a partir de ese momento, se convirtió un caso frío que te quema el corazón y el estómago cada día de tu vida”.

"Así que no sé te lo estoy poniendo en restrospectiva, solo es un fragmento de aquello, pero está en el libro - y no quiero que parezca que estoy vendiendo el libro, pero eso es solo una parte de ello, así que lo que la gente no sabe es cómo me quebré yo”.

"Anthrax no estaba de gira ni nada, así que me volví loco, para ser honestos. Ya no me conocía. ¿Sabes cuando piensas que tienes un lado oscuro? Yo no sabía que tenía este lado oscuro”.

"Semanas después de eso, para ser realmente franco, nadie sabía lo que estaba haciendo, fui a buscar, mejor dicho a cazar, y muy discretamente - no se lo dije a nadie, no se lo dije a mi esposa, que era mi novia en ese momento, no le dije a nadie lo que estaba haciendo- al asesino”.

"No he tocado un arma en mi vida, pero acudí a gente con la que no debería haber hablado entonces. Todo lo que se te ocurra, lo hice”.

"Se me ocurrió el plan un día que estaba hablando con mi esposa, y después de un par de semanas de hacer eso [buscar al asesino discretamente], tuve una revelación y dije, 'Mira, si hago esto, voy a perder a mi esposa y mi madre va a perder otro hijo'”.

"Hiciera lo que hiciera, o acababa muerto o iba a la cárcel y no quería hacer eso. Y algo volvió en mí, como una revelación, 'No puedo hacer esto'”.

"Sólo puedo ser honesto con esta mierda porque es muy real que Iba a vengar a mi hermano, y no quiero decirlo así porque no soy ese tipo de persona, pero me rompí por un momento”.

"No sé lo que me pasó, lo que me hizo volver a la realidad y no hacer eso, era un lugar muy aterrador donde no sabes quién eres”.

"Siento haber tenido que sacarlo a relucir, pero pensé que era importante que lo supieras. Es catártico casi hablar de ello porque he pasado por mucha terapia debido a toda esta mierda. Me jodió mucho porque me sentía culpable por estar tanto tiempo de gira y no estar ahí para mi hermano”.

"Tal vez si hubiera sido la figura paterna para mi hermano, habría tenido un poco más de disciplina sobre la gente con la que se juntaba o lo que sea, tengo mucha culpa de aquello".


RockFM