Eddie Vedder (Pearl Jam) habla sobre la devastación que aún le provoca la muerte de Chris Cornell

El vocalista de Soundgarden y el de Pearl Jam eran mucho más que compañeros de gremio
Eddie Vedder (Pearl Jam) habla sobre la devastación que aún le provoca la muerte de Chris Cornell

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista en The Howard Stern Show (vía Blabbermouth.net) el frontman de Pearl Jam, Eddie Vedder, ha hablado sobre cómo le afecta, a día de hoy, la muerte de Chris Cornell, quien fuera vocalista de Soundgarden. El músico, además, ha afirmado que ellos eran mucho más que compañeros de gremio, explicando que su amistad había trascendido las barreras musicales.

"Estuve bastante tiempo negándomelo. Ni siquiera sentía que tuviera elección. Estaba aterrorizado cada vez que pensaba en lo que podría ocurrir si me permitía a mi mismo sentir lo que necesitaba sentir o lo que estaba, por instinto, queriendo sentir, así como los sitios oscuros a los que esto me iba a llevar. Y como no le había visto mucho en los últimos 10 años, probablemente solo unas cuatro o cinco veces y solo en conciertos, todavía no me he enfrentado a su pérdida. El sentimiento se hace más fuerte cuanto más pasa el tiempo".

"Estábamos unidos", continua Vedder. "Y no solo fue porque tocábamos música juntos. Éramos vecinos. Solía quedar con él fuera de la banda más que con los otros miembros de la misma, porque la verdad es que no conocía a mucha gente en Seattle. Así que nos íbamos de aventura loca al campo, nos cogíamos la bicicleta y nos íbamos a la montaña o perseguíamos a nuestros perros bajo la lluvia mientras bebíamos cerveza de mierda, y era genial. No tenía nada que ver con estar cerca de otros músicos o llevar un estilo de vida como el de Los Ángeles. Simplemente olaba. Era como, wow, esta es una 'estrella del rock', esto es lo que hace: perseguir un perro bajo la lluvia con su amigo una noche de sábado con un pack de 12 latas de cerveza barata".

Cornell fue encontrado muerto en su cuarto del hotel MGM Grand Detroit en mayo de 2017, después de un concierto de Soundgarden en el Fox Theatre. Su cuerpo fue encontrado poco después de que hiciera una llamada de teléfono a su esposa "sin articular bien las palabras". La causa de su muerte fue declarada como un suicidio.

Su familia, sin embargo, ha cuestionado la opinión de los forenses, afirmando que el cantante tenía una receta médica para Ativan, un fármaco muy similar a lo que aquí conocemos como Lorazepam, una benzodiacepina que se utiliza como ansiolítico, sedante o relajante muscular. Según ellos, la dosis de su receta, mayor de la recomendada, habría provocado que experimentase pensamientos suicidas.

RockFM