La emocionante historia de un fan de Kiss que se convirtió en gestor de uno de sus mayores eventos

Fan desde que tenía ocho años, ahora tiene su trabajo soñado
ctv-1y8-kiss-kruise

Tiempo de lectura: 2’

¿Alguna vez has soñado con trabajar codo a codo junto a tus héroes? Para Anthony Diaz esto es una realidad. Por octavo año consecutivo, Diaz se encargará de gestionar el Kiss Kruise, el crucero temático de Kiss que, este año, partirá de Miami el día 30 de octubre. 

El crucero, como no podía ser de otra manera, tendrá conciertos de artistas y grupos como The Darkness o Steven Adler. Además, habrá actividades que tendrán lugar junto a los miembros de Kiss así como de los músicos que participarán en el evento. El viaje tendrá cinco días de duración. 

Cuando tenía ocho años, mis padres me llevaron a mi primer concierto. Se trataba de Kiss. En aquel momento, ya era un gran fan de la banda y parte de la Kiss Army. Fue el Dynasty tour y tuvo lugar un 15 de junio de 1979 en el Lakeland Civic Center de Florida, cerca de Tampa, lugar donde me crié”, recuerda Diaz. “Nunca olvidaré el show que desplegaron. El fuego, los trajes, las luces, el humo, los amplificadores... todo aquello impresionó a mi tierna menta. Cogí la batería dos años después y toqué en bandas de rock hasta bien entrados mis 20 años, casi siempre con 'Detroit Rock City' o 'Love Gun' en mi setlist. Ha sido increíble tener la oportunidad de trabajar con la banda en los últimos ocho años para ayudar a acercar su crucero a sus fans, yo he sido uno de ellos desde que era muy, muy pequeño”, afirma. 

Sixthman, empresa de la que Diaz es responsable, dice que el fundador de la compañía, Andy Levine, es que que tuvo la idea de hacer un crucero: “Él sabía que, sin duda, muchas generaciones de fans de todo el mundo adorarían el concepto y que lo pasarían como nunca abordo. Así que, en 2010, Andy habló con Doc McGhee, el mánager de la banda, hasta que le convenció de que era una buena idea. Doc y la banda tienen un vínculo especial con sus fans y estuvieron de acuerdo en que sería una experiencia que todo el mundo adoraría. En octubre de 2011, el primer Kiss Kruise rockeó todo el Caribe y ha seguido haciéndolo cada año desde entonces”. 

Al final, y pese a lo prohibitivo que suele ser el precio de estas experiencias, esta clase de cruceros permiten derribar la barrera entre los fans y sus ídolos acercándoles mientras viven unas vacaciones juntos. Eso sí, ser el organizador de tal experiencia es todo un privilegio. 

RockFM