El emotivo recuerdo de Nick Mason (Pink Floyd) a Syd Barrett: "No fuimos de ayuda"

El batería de Pink Floyd recuerda a su difunto compañero cuando se cumple la efeméride del primer lanzamiento de grupo sin él
El emotivo recuerdo de Nick Mason (Pink Floyd) a Syd Barrett: "No fuimos de ayuda"

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con Life on the Road, programa que presenta el vocalista de AC/DC, Brian Johson, Nick Mason, batería de Pink Floyd ha hablado sobre su difunto compañero de banda, Syd Barrett, que fue miembro de la banda entre 1965 y 1968. Hoy, justo, se celebra la efeméride del primer lanzamiento de la legendaria banda inglesa sin él. Hablamos del disco 'The Dark Side of the Moon' (1973) que fue, insistimos, el primero sin Barrett a la batuta compositiva.


Syf falleció en 2006, pero su lucha contra una serie de graves problemas de salud mental comenzó en 1968, cuando tuvo que dejar la banda por lo que muchos consideran que fueron problemas con las drogas.


“Creo que el tema de Syd Barrett es un poco más complicado, pero creo que él decidió que, en realidad, no quería estar en la banda. Lo que él quería era volver a la escuela de arte y pintar. De todas formas, dudo que nosotros fuéramos de ayuda, porque no creo que nos pudiéramos imaginar que alguien no quisiera hacer exactamente lo que nosotros estábamos haciendo”.


El año pasado, en una entrevista para la BBC, Mason dijo lo siguiente sobre Barrett:


"Creo que hay muchos sentimientos cruzados con el asunto de Syd. En cierto modo, él era muy inteligente de muchas formas distintas. Creo que hay algo de tristeza cuando lo recordamos, y también un poco de culpa".


"No es culpa, realmente. El problema es que lo hicimos muy mal con Syd. No teníamos ni idea -y seguimos sin saberlo- de cuál era su verdadero problema, si era el LSD o si había algo más que estaba afectando a su personalidad".


"Nosotros pensábamos que era una seña de locura que no quisiera estar en una banda, porque, en aquel momento, estábamos totalmente comprometidos a hacerlo. Sin embargo, creo que él pensaba: 'Bueno, ya he hecho esto. No quiero hacerlo más'. Pero en lugar de ser así... seguramente deberíamos haberle dejado irse mucho antes o habernos separado de él con más rapidez. Pero, como te digo, en aquel momento no teníamos ni idea".


De vuelta a la entrevista de hoy, Mason ha continuado diciendo lo siguiente:


“Después de que Syd se marchase en 1968, comenzamos a hacer shows más elaborados, encontramos un nicho para nosotros”.


“Aquel nicho era el de las personas que no buscaban fabulosos movimientos de danza o lo que fuera que te ofreciera Mick Jagger como frontman. En lugar de eso, intentamos crear algo distinto juntos que hiciera de los shows algo espectacular”.


En otra parte de la entrevista, Johnson destacó que Pink Floyd pasó de dar 20 conciertos en 1966 a dar 200 en 1967. Mason, sin embargo, le quita hierro a este salto.


“Éramos todos unos principiantes todavía. Olvídate del número de concierto, si piensas en la cantidad de horas que he estado tocando la batería, en aquel momento eran realmente mínimas. Tocaba un poquito por diversión”.


“Para el momento en el que firmamos un contrato discográfico, yo habría tocado, lo mismo 100 horas en total en toda mi vida. Muchas bandas, como The Beatles y demás, tuvieron que trabajar mucho más tocando cada noche”.


“Así que nosotros salimos de la universidad directos a la carretera y con un contrato discográfico, así como un agente. Sin embargo, nos lo tomamos como algo amateur durante un tiempo”.




RockFM