El encuentro más desagradable entre ex-baterías de Black Sabbath: “Bill Ward llevaba unas copas de más”

Vinny Appice recuerda su encuentro más incómodo con Bill Ward tras sustituirle en Black Sabbath
El encuentro más desagradable entre ex-baterías de Black Sabbath: “Bill Ward llevaba unas copas de más”

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista en el The Eddie Trunk Podcast (transcrita por Ultimate Guitar), el que fuera batería de Black Sabbath y Dio, Vinny Appice, ha recordado el “incómodo” momento en el que conoció a Bill Ward, batería original de la formación, tras ocupar su lugar en la banda en 1980.

Ward dejó Black Sabbath, de golpe y sin avisar a nadie, a mitad del tour de promoción de 'Heaven and Hell'. Appice permanecería en la banda hasta 1982, formando parte de del disco 'The Mob Rules' (1981) hasta que se marchó de la banda junto a Ronnie James Dio para formar parte de su proyecto en solitario.

“Conocí a Bill Ward después de aquella gira, de hecho. Vivo en Los Ángeles y me acerqué al Rainbow para toamar algo con mi mujer. En aquel momento vi a Bill, oh dios mío”.

“Nos acercamos a decir hola, pero, en aquella época, Bill todavía bebía. Era bastante salvaje, estaba descontrolado. Fui agradable, pero, según llegué ahí, él comenzó a abrazarme y fue como: 'Okey, es el momento de marcharme'”.

“Me sentí muy incómodo, no quería meterme en problemas. Él fue majo, pero el problema es que llevaba un par de copas de más. Así que me marché. Le dije a mi mujer: 'Vayámonos'. Más tade, pasados un par de años, me encontré con Bill cuando ya estaba sobrio. Es el tipo más majo del mundo. Le he visto muchas veces después de aquello y siempre nos hemos llevado genial, es un tipo entrañable”.

El peor momento de Bill Ward

En ese punto de la entrevista, Vinny recordó el mal momento en el que se encontraba Bill Ward durante la gira en la que dejó plantados a sus compañeros de Black Sabbath. El bajista de la banda Geezer Butler, acaba de pasar un divorcio poco amistoso, lo cual le hizo abandonar la banda de forma temporal durante el proceso de composición de 'Heaven and Hell'. La situación de Ward y Butler dejó a Tony Iommi, guitarrista y líder del conjunto, en una posición difícil.

“Sí, podría haber sido una situación difícil. No hubiera sido el Black Sabbath auténtico con un nuevo cantante. Y, además, nadie hubiera estado en el disco de 'Heaven and Hell' de haberse dado el peor de los casos. Yo no estuve en esa grabación, pero la salida del bajista podría haber sido solo la mitad de todo lo que podría haber pasado”.

"Sé que trabajaron con otro bajista por un breve periodo de tiempo y, después, Geezer volvió. Así que, tienes razón, podría haber pasado todo eso. Por suerte, Geezer se quedó y creo que, cuando volvieron a Los Ángeles me encontraron rápidamente y no tuvieron que cancelar otro puñado de semanas de su gira para buscar a alguien más”.

“Según llegaron a Los Ángeles, me llamaron, me acerqué, nos juntamos y vimos si podíamos mantener el resto de fechas de la gira donde estaban. Después, durante las primeras dos semanas, me estudié todas las canciones para interpretarlas de la forma más precisa posible”.

“Usé las partes de Bill, toqué todos los fragmentos importantes que él interpretó en sus canciones. Así que, sí, la gente acabó aceptándolo. Sin embargo, es más fácil darle la bienvenida a un nuevo batería que a un nuevo cantante. Ronnie tenía que tragarse todos aquellos carteles en los que se podía leer '¿Dónde está Ozzy?'”.

RockFM