El enorme desprecio de Axl Rose (Guns N' Roses) a Jerry Cantrell (Alice in Chains): “Vi como la tiraba”

Cuando aún no era conocido, Jerry Cantrell se cruzó con Axl Rose, pero la reacción del de Guns N' Roses no fue la mejor
El enorme desprecio de Axl Rose (Guns N' Roses) a Jerry Cantrell (Alice in Chains): “Vi como la tiraba”

Tiempo de lectura: 2’

Todo sucedió la tarde del 1 de junio de 1988, cuando un joven Jerry Cantrell de 22 años, aún desconocido, se situaba en las inmediaciones del Seattle Center Coliseum, esperando conocer a los miembros de la banda de hard rock del momento, Guns N' Roses. (vía Louder Sound)

En aquel momento, la banda californiana hacía las veces de telonera de Iron Maiden, que presentaba su -entonces- nuevo disco, 'Seventh Son of a Seventh Son'. La esperanza de Jerry Cantrell era encontrarse con Axl Rose, Slash, Duff McKagan y compañía para poder darles la maqueta que había grabado con su propia banda, Alice In Chains.

Y es que la idea no era mala. Si, por casualidad, uno de aquellos famosos músicos la escuchaba y le gustaba, quizás sería capaz de hablar con el directivo de su discográfica. Al menos, había que intentarlo.

Hubo suerte, porque Jerry se encontró a Axl Rose, que dejaba el lugar y, sin dudarlo dos veces, decidió armarse de coraje y acercarse al cantante, al que le dio la demo, colocándosela en la mano. ¡Lo había conseguido! O, bueno, quizás no.

Según se marchaba”, cuenta ahora Cantrell, “vi como la tiraba”.

En una nueva entrevista con el podcast Appetite for Distorsion, Cantrell afirma que, lejos de estar enfadado por aquello, ha llegado a comentar, discendidamente, con Axl, cómo vivió aquel momento, cuando el de Guns N' Roses se le acercó una noche de fiesta.

“Creo que estaba con Billy Duffy, de The Cult, y Axl entró, y vi como venía”, recuerda Cantrell. “Cruzamos miradas, y comenzó a acercar a mí con un propósito. Viene y está en plan: 'Te he escuchado contar la historia de que me diste una cinta con una demo... ¿sigues con la chica que conociste allí?' Porque también había explicado que ahí fue donde conocí a mi novia de aquel entonces, Courtney. Tenía más curiosidad por saber si seguía con mi novia que por la cinta, lo cual molaba. Hablamos un rato”.

“Es una de esos momentos curiosos en los que estás orgulloso de tu banda pero no te conoce nadie... y ellos eran jodidamente enormes”, sigue explicando Jerry Cantrell. “La gente aún me sigue dando las grabaciones de sus demos aún a día de hoy, es muy de la vieja escuela”.

¡Quién sabe qué hubiera pasado si Axl Rose no hubiera tirado aquella cinta!


RockFM