Enrique Iglesias le "robó" un guitarrista a Guns N' Roses y la reacción de Axl Rose de lo más insólita

El cantante de pop no iba a perder a su guitarrista tan fácilmente, pero Axl lo quería por encima del resto
Enrique Iglesias le "robó" un guitarrista a Guns N' Roses y la reacción de Axl Rose de lo más insólita

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con The Radical Pod, el guitarrista de Guns N' Roses, Richard Fortus, ha explicado cómo se vio entre la espada y la pared a la hora de fichar con la banda californiana, porque estaba de gira con el cantante de pop Enrique Iglesias. Durante la charla, Fortus ha explicado cómo fue la reacción de Axl Rose, que mostró un lado "menos conocido" de su persona al enterarse de que no podía hacerse con los servicios del hacha inmediatamente.

Y es que, por lo que parece, hace 18 años, cuando Richard Fortus entró a la banda, Rose tuvo que soportar no poder incorporar a su nuevo fichaje tan rápido como quería, pero acabó siendo comprensivo, en lugar de mostrar su faceta más iracunda, la misma que le ha hecho célebre por su mal carácter.

Lo primero que explicó Fortus fue cómo se desarrolló su primera audición con Guns N' Roses: "Un par de días antes de que fuera, no podía contactar con nadie, así que supuse que, como solía suceder en la banda, sus planes habrían cambiado".

"Así que me fui a Los Ángeles para participar en otra sesión y el bajista Tommy Stinson y el batería Josh Freese también estaban allí, lo cual era irónico. Estaba como: 'Oye, que la audición que iba a hacer supuestamente iba a ser para vosotros'".

"Y ellos me dijeron: '¡Ah, eres el tío de Nueva York! Mira, resulta que Axl ha encontrado a este tío, Buckethead, y ha cancelado todas las audiciones'. De esto que pasan dos años y Tommy y yo nos habíamos hecho muy amigos, The Replacements se había convertido en una de mis bandas favoritas".

"La siguiente vez que Guns N' Roses necesitó a alguien, me llamaron a mí. Yo estaba de gira por Europa con Enrique Iglesias. Recuerdo que dimos dos o tres conciertos en el Royal Albert Hall de Londres y, entonces, en el último show, tenía un coche esperándome y, en cuanto me bajé del escenario, me metí en un coche, volé a Los Ángeles -tenía dos días libres- hice la audición, me quedé toda la noche hablando con Axl Rose y volví a Europa".

"Me acuerdo de que me senté en el aeropuerto a esperar mi vuelo, llevaba más de 30 horas despierto- y, de repente, aparece un tipo y me dice: 'Disculpe, señor, ¿es usted quien yo pienso que es?'". Yo le dije que probablemente no. '¿No es usted Izzy Stradlin...?' Nadie nunca me había dicho eso, me quedé mirándole pensando que me estaba tomando el pelo y le contesté: 'No, no lo soy, pero creo que me acabo de quedar con su trabajo'. Fue algo muy extraño".

Sin embargo, como te contamos, a Axl no le hizo mucha gracia que Enrique Iglesias le "robara" a su nuevo y flamante guitarrista.

"Sí, Axl me dijo: 'Vamos a empezar a ensayar en un par de semanas'. Y yo le dije: 'Tío, no puedo empezar entonces'. Se me quedó mirando y me dijo: '¿Estás jodidamente loco?'". Yo le contesté: 'Estoy a medias de un tour, no puedo dejarlo sin más'. Entonces se comenzó a enfadar y, en cierto momento, se quedó pensando y me dijo: 'Ok, te vamos a esperar, pero porque sé que tú tampoco me harías eso a mí'. De esto han pasado 18 años".

RockFM