¿Era realmente tan precario lo que pagaba Ronnie James Dio? “Me compré un Ferrari porque no gastaba en comida”

Tocar con DIO, la banda líderada por Ronnie James Dio, no era precisamente una mina de oro
¿Era realmente tan precario lo que pagaba Ronnie James Dio? “Me compré un Ferrari porque no gastaba en comida”
Shutterstock

Tiempo de lectura: 3’

En una nueva entrevista con el podcast Let There Be Talk (vía Blabbermouth.net), Vivian Campbell, guitarrista de Def Leppard, que también trabajó en DIO, la banda encabezada por Ronnie James Dio tras su salida de Black Sabbath, se ha sincerado sobre cómo eran las condiciones económicas trabajando con el grupo y explicando que los músicos ganaban “menos que el equipo”.

Campbell participó en 'Holy Diver' (1983), 'The Last In Line' (1984) y 'Sacred Heart' (1985) antes de dejar la banda para unirse a Whitesnake en 1987. Vivian, más tarde, habló públicamente sobre la necesidad de Ronnie de mantener un completo control financiero sobre el conjunto, generando esto muchas tensiones en la banda. Según Campbell, gran parte de esto fue responsabilidad de Wendy Dio, la esposa y mánager del cantante, que hizo todo lo posible para separar al vocalista del resto de músicos.

Ahora, Vivian se ha sincerado sobre la situación: “El dinero era bastante un tema bastante turbio. Esa fue la razón por la que me despidieron de DIO, porque me quejaba. Una noche en Londres en la sala de ensayos cuando Ronnie nos sentó y dijo: 'Este es el plan. Esto es lo que vamos a hacer', nos había prometido a todos que, para el tercer disco, habría una situación de equidad, porque, básicamente, tuvimos que trabajar por casi nada para los dos primeros discos. Y la única razón por la que compré un Ferrari fue por tres razones: número uno, era un Ferrari de serie, el más barato; número dos, el tipo de cambio cuando lo compré... me cobraban en dólares, y el tipo de cambio era muy, muy favorable para comprar en libras esterlinas en ese momento. Y número tres, comí la comida del equipo durante años; no gasté ni un centavo. Todo lo que ganaba, mis dietas o lo que fuera, iba directamente a una cuenta bancaria y me dije: 'Voy a comprar un coche'. Porque en ese momento, todavía estaba viviendo con mis padres en Irlanda, así que cuando no estaba trabajando con DIO, volaba a casa. Sería, como, 'Hola, mamá. Hola, papá. Estoy de vuelta'. Así que no tenía ningún gasto, no tenía facturas. Me quedaba con todo. Fue lo mismo años antes, cuando estaba ahorrando para comprar una Gibson Les Paul; simplemente me centré en ello. Quería un Ferrari 308 GTB, así que ahorré durante unos años y lo conseguí”.

Pero la situación con el dinero en DIO era realmente precaria", prosigue Campbell. "Ganábamos menos que el equipo. Así que no sacamos nada de esos discos, nada de las camisetas, nada de la venta de entradas, nada de las venta de discos. Pero estábamos trabajando hacia esa promesa que era que para el tercer álbum sería una situación de equidad. Y cuando empezamos a trabajar en el tercer disco, es cuando empecé a decir: 'Oye, Ronnie, ¿tienes un momento?' Y él siguió postergando y postergando. Finalmente me despidieron. Yo me quejaba. Ya era menos una cuestión de dinero. Quiero decir, sí, habría estado bien que me pagaran por eso, pero es más por principios. (...) Cuando alguien me mira a los ojos y me da la mano y tenemos un acuerdo entre caballeros, yo mantengo mi parte del trato y espero lo mismo de la gente. Tal vez sea un idealista o un idiota por esperar eso de los seres humanos, pero eso es lo que ofrezco y eso es lo que doy y lo que espero de la gente. Así que fue una cuestión de principios mucho, mucho más que una cuestión de dólares. Conmigo, se hizo la promesa, y el resto de nosotros trabajó durante varios años en creyendo que ese contrato se cumpliría, y nunca lo hizo. Porque, en última instancia, Ronnie nunca se lo dijo a Wendy, y Wendy era su ex-mijer pero también su manager, y por lo tanto, por defecto, la mánager de la banda. Pero ella nunca lo vio como una banda; él nunca le gustó ese aspecto. Ella siempre vio a Ronnie Dio como a Ozzy Osbourne; no importaba quién estuviera detrás de él. Pero Ronnie debería haberlo sabido”.

“La magia de esa banda original, ahí es donde realmente tenía un problema con Ronnie. Él sabía lo buena que era esa banda, y que tuvo tanto miedo de Wendy que ni siquiera tuviera las pelotas de decirle: 'Esto es lo que quiero. Esto es lo que les prometí a los chicos. Esto es lo que vamos a hacer'. Lo único que ella dijo fue: 'No, no. Tú eres la estrella. No los necesitas. Consigue a alguien más para que toque la guitarra'".

RockFM