LIBROS DEL ROCK

“Éramos Unos Niños”: mucho más que un libro de rock

Si hay un libro para llevarse a una isla desierta, ese libro es esta anti-biografía de Patti Smith sobre el Nueva York de finales de los sesenta.
Robert Mapplethorpe y Patti Smith

 

RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

Lo tenía pendiente desde hacía mucho tiempo, pero hasta que el Oldie no me lo regaló por mi treinta cumpleaños, no le hinqué el diente a ‘Just Kids’; el multipremiado libro de Patti Smith, que en España se llamó ‘Éramos Unos Niños’. Si piensas que estamos hablando de una autobiografía al uso, nada que ver. Realmente el libro parte de la amistad entre Patti Smith y el fotógrafo Robert Mapplethorpe para “retratar” el hervidero cultural que era Nueva York en 1967. Ese fue el año en el que Smith y Mapplethorpe recalaron en la Gran Manzana sin tener donde caerse muertos:

“Fue el verano en que murió (John) Coltrane. Los hippies alzaron sus brazos vacíos y China detonó la bomba de hidrógeno. Jimi Hendrix prendió fuego a su guitarra en Monterey. Fue el verano del amor. Y en aquel clima cambiante e inhóspito, un encuentro casual cambió el curso de mi vida: conocí a Robert Mapplethorpe”.

Con estas palabras arranca ‘Éramos Unos Niños’, un libro con el que a mí me terminó de ganar para siempre la gran Patti Smith. Su humildad, su humanidad y su cercanía están en cada una de las palabras utilizadas en el mismo. Insisto en que el libro no termina de ser un libro de memorias de “La Poetisa del Rock”, aunque su autora reconoce en sus páginas que vendía libros robados en su trabajo para subsistir, además de revelar uno de los hechos más dolorosos de su vida: fue madre con apenas veinte años pero dio a su hija en adopción por no tener “la estabilidad emocional y financiera necesaria para criarla”. Tres meses después de este acontecimiento, Patti decidió irse a Nueva York para convertirse en poeta.

Pasión por los libros
Aunque se crió en Nueva Jersey, Patti Smith nació en Chicago el 30 de diciembre de 1946. De su madre –camarera de profesión, cantante aficionada y testigo de Jehová– adquirió su fe, mientras que de su padre –obrero y ávido lector–  adquirió su pasión por el arte. Ambos le inculcaron el hábito de la lectura; su madre leía, sobre todo, la Biblia y su padre, libros de arte. Y es que –aunque eran bastante pobres– tanto Patti como sus tres hermanos siempre tuvieron en casa muchos libros para leer. De hecho, Patti siempre ha dicho que se enamoró de la poesía de Rimbaud con dieciséis años, y en ‘Éramos Unos Niños’ habla también de Paul Verlaine (y la poesía francesa del XIX).

Historia de una amistad
Antes de su embarazo no deseado, Patti Smith llegó a tener tuberculosis, hepatitis y hasta una escarlatina que le provocaba visiones y delirios. Y aunque en Nueva York vivió toda clase de penurias, nada más llegar conoció a Robert Mapplethorpe y mientras ella le animó a él a convertirse en fotógrafo, él animó a Patti a hacer canciones con sus poemas. Patti y Robert fueron compañeros de habitación y “amantes”, hasta que Robert aceptó su homosexualidad. Pero su amistad fue inquebrantable, hasta que el fotógrafo murió en 1989, y Patti Smith noveló su biografía conjunta, cuando apenas “eran unos niños”. Su historia era también la historia del Nueva York de Andy WarholJanis JoplinJimi HendrixJim Morrison y William Burroughs. Una historia que está contada con tanta calidez, que se llevó el “National Book Award” en 2010 (el Premio Nacional de Literatura de Estados Unidos) y que en 2015 tuvo su continuación con ‘M Train’; un libro sobre los viajes de Patti Smith sobre su amada ciudad de Nueva York y sobre los diversos encuentros con sus ídolos de la música y de la literatura.

RockFM