Eric Bell (Thin Lizzy) carga duramente contra Metallica: “No me pagaron, son una panda de imbéciles”

Los de San Francisco timaron, presuntamente, al miembro fundador de Thin Lizzy
ctv-mvq-eric-bell

Tiempo de lectura: 2’

Aunque sea una canción popular irlandesa, “Whikey In The Jar” llegó al gran público de la mano de Thin Lizzy. Años después, en un álbum de versiones 'Garage Inc.'Metallica hizo llegar aún más lejos la canción con una versión entre el hard rock y el metal que se convirtió en la favorita de mucha gente. 

No es de extrañar, entonces, que algún miembro de Thin Lizzy acabara colaborando con la banda de San Francisco. Esto sucedió hace 20 años, cuando Eric Bell, miembro fundador de la banda, actuó con Metallica como invitado especial de un concierto. El músico fue invitado a tocar con Metallica en un concierto en Dublin y, de hecho, se unió a Metallica en su avión privado para el viaje desde Reino Unido. Sin embargo, todo el buen rollo se fue al traste cuando el dinero comenzó a rondar por medio de su colaboración. Aparentemente, el miembro de Lizzy esperaba que le pagaran unos 2000 euros por su aparición, pese a que nunca hubo ningún tipo de acuerdo oficial entre ambas partes. 

El guitarrista ha contado la historia del desencuentro al medio The Irish Sun: “Eran las tres y media de la mañana. El transporte estaba preparado y había un coche listo para llevarme a casa. Estaba esperando, silenciosamente, que me pagaran unos 2000 euros, que, para ellos, no hubieran supuesto una cantidad grande de dinero. Sin embargo, un miembro del equipo vino a decirme adiós y me dio una gran cantidad de camisetas de Metallica, llaveros y gorras. No me pagaron nada. Entonces todos se largaron. No fue hasta que me senté en el coche de camino a casa cuando me di cuenta de que no me habían pagado. Me cabreé muchísimo. Pensé que quizás me llegaría algo por correo, pero tampoco apareció nada. Después, alguien intentó ponerme en contacto con Metallica para que me pagaran algo pero lo encontraron imposible y se rindieron”, explica el músico de 72 años. 

“Son una panda de imbéciles. No podía creer lo que hicieron, sobre todo teniendo en cuenta lo majos que fueron en el viaje. Me deberían haber pagado 2000 euros, pero me jodieron”, finalizó. 

¿Tiene razón Bell o bastaron los regalos de Metallica como pago por la aparición del músico? 

RockFM