La “espeluznante” tarta con la que le han felicitado el cumpleaños a Corey Taylor (Slipknot)

El dulce nos recuerda a la máscara del vocalista de la banda, pero con un toque particular
La “espeluznante” tarta con la que le han felicitado el cumpleaños a Corey Taylor (Slipknot)

Tiempo de lectura: 2’

El pasado 8 de diciembre, Corey Taylor, vocalista de Slipknot, cumplió 48 años y, desde entonces, no han parado de lloverle felicitaciones. La última y más “espeluznante” de todas le llegó el pasado 10 de diciembre, cuando participaba en la Steel City Con, una convención de cómic que se celebró en el Monroeville Convention Center de Pittsburg.

El dulce, en concreto, tiene una forma similar a la de su máscara, esto es, como una especie de calavera terrorífica, pero con un toque sonriente. “¡Eso es una tarta! Esperemos que sepa tan rica como parece y que no cantáramos demasiado mal, ¡felicidades Corey Taylor!”, escribieron, junto al vídeo desde las redes sociales de la convención.

Antes de estrenar su nueva máscara, que ya hemos podido ver en directo en repetidas ocasiones, Corey Taylor la describió de la siguiente manera: “Mi nueva máscara va a asustar a los niños. Es tan retorcido, amigo. Es realmente incómodo, ha asustado a mi esposa. Ella no quiere ni verla, y eso que le encantan cosas locas como esta. Me dijo: ‘¡Me está molestando un montón, no me enseñes esa foto!’”.



El pasado abril, Taylor explicó el motivo por el que los miembros de Slipknot suelen llevar máscaras en el escenario: “Al principio, era guay que nadie supiera quienes éramos. La razón por la que llevábamos máscaras no era por ser anónimos ni nada así, sin embargo, era parte de la música y de la visión que teníamos”.

“Y era parte de la cultura del shock pero, al mismo tiempo. Cuadraba con el estilo artístico al que intentábamos dirigirnos. Era casi como un uniforme, era la anti-imagen. En aquel momento, todo el mundo estaba reluciente y a la moda”.

“Y ahí estábamos nosotros, nueve imbéciles de Iowa diciendo: '¿Sabes qué? ¡No vas a vernos la cara ni el pelo! ¡Ahí está nuestra máscara! No vas a saber como nos vestimos, porque aquí están nuestros petos. ¡Tampoco vas a saber nuestro nombre! Aquí lo tienes, es un número, un código de barras”.

“Era casi como algo anti-sistema”.

RockFM