“Esta guitarrista de seis años es adorable... ¡pero mis riffs son increíbles!”

Después de ver este clip, te quedarás entre la risa y el llanto
“Esta guitarrista de seis años es adorable... ¡pero mis riffs son increíbles!”

Tiempo de lectura: 2’

Seamos sinceros, eso de que tu colega, el de la guitarra, se flipe tocando solos de vértigo mientras el resto miran es casi tan incómodo y desagradable como el que saca la guitarra en una fiesta para interpretar “Wonderwall” para llamar la atención. A veces, no queremos escuchar el último tema que has compuesto mientras descansamos de 10 horas de jornada laboral ni tampoco ver lo ágiles que son tus dedos y cómo superas al mismísimo Steve Vai cuando, quizás, lo único que deseábamos era tocar un rato y pasarlo bien.

Sin embargo, ¿te imaginas que el que se pasa de listo con la guitarra es tu propio padre? Súmale a esto que tú tienes seis años y estás empezando a tocar y tendrás, como resultado, el vídeo del que venimos a hablarte hoy.

Este vídeo no es nuevo, circula por Youtube y redes sociales desde hace media década pero, qué diablos, se ha vuelto a poner de moda y, seamos sinceros, da para echarse unas risas. En el metraje, podemos ver a una niña de seis años que, al parecer, está comenzando a tocar la guitarra y hasta a hacer algún punteo o ejercicio de digitación.

Por otro lado, tenemos a su padre, que parece ser un veterano de la guitarra y que domina a la perfección el instrumento. ¿Qué sería lo normal? Pues que la pequeña tocase algo y su padre le hiciera un acompañamiento, lo mismo algo más sencillo, para que ambos pudiesen sonar a la vez. ¿Ese ese el caso? No.

Y es que este señor se ve invadido por los espíritus del metal y, dejando unos pocos segundos de silencio para que, al menos, se pueda escuchar a la pequeña, solea con su eléctrica por encima de la acústica de su hija, llegándose a subir al sofá con la pose más épica posible.

Sin embargo, oye, hay que reconocerle el mérito a la niña, que no pierde la concentración ni un solo segundo. ¡Para partirse de la risa... o romper a llorar! ¡Dentro vídeo!



RockFM