¿Estaba mintiendo el hombre que se fabricó una guitarra eléctrica con los huesos de su tío muerto?

La sospecha de que la guitarra no era real llevó a varios reporteros a investigar el asunto
¿Estaba mintiendo el hombre que se fabricó una guitarra eléctrica con los huesos de su tío muerto?

Tiempo de lectura: 4’

Hace unos meses, más concretamente el pasado mes de febrero, te contamos la historia de un hombre de Florida, conocido como Prince Midgnight, que, supuestamente, había creado una guitarra con el esqueleto de su tío, fallecido en un accidente de coche.

La llamada “Skelecaster” llegó a una ingente cantidad de medios de comunicación, aunque originalmente fue Metalsucks quién dio la noticia, después de que el músico se pusiera en contacto con ellos y les mandara las fortos. Durante días posteriores, Yaago Anax, supuesto nombre real de Prince Midnight, dio varias entrevistas a múltiples medios de comunicación. ¿Qué pasó? Que la historia se viralizó en todo el mundo, con importantes medios generalistas, incluso de nuestro país, recogiendo este suceso, de lo más atractivo y -para qué mentir- morboso para cualquier audiencia.



Sin embargo, hay quien piensa que todo era un montaje. Aquel mismo mes, dos reporteros locales de Tampa, tal y como narra Loudwire, se pusieron a investigar y conectaron la identidad de Prince Midnight, el hombre que fabricó la guitarra, con dos personas: Odilon Ozare, el hombre que consiguió el Récord Guinness a las extensiones de uñas más largas del mundo o, por otro lado, otro músico de Florida que, en 2014, intentó difundir el bulo -con éxito- de que había visto a un cocodrilo con dos cabezas.

Sea como fuere, nadie podía contrarrestar la información de que un individuo había creado una guitarra, ya fuera o no de broma, que era un supuesto homenaje a su difunto tío, Filip, que era quien le había descubierto el heavy metal en primer lugar. Sin embargo, y aquí viene lo interesante, justo cuando salió la noticia, Prince Midnight publicó un EP homónimo de black metal que, además, tenía un vibráfono como instrumento principal.

En declaraciones a Loudwire, Midnight explicó que, en 2019, sufrió una terrible depresión de la que le ayudó a salir la música, más concretamente, un xilófono que su pareja le había regalado. Más tarde, se pasó al vibrófono y decidió grabar un disco de metal con él.



Sin embargo, cuando es preguntado por la guitarra hecha con los restos de su tío muerto, la historia es exactamente la misma. Filip murió en Grecia por culpa de un accidente siendo aún muy joven y se donó su cuerpo a la ciencia, ayudando a formarse a estudiantes de medicina durante 30 años. Pasado un tiempo, se devolvieron los huesos a su familia. Sin embargo, como Midnight no podía pagar por su entierro en su país natal, decidió mandar los restos mortales de su familiar a Florida.

“Por lo que tengo entendido, en los Estados Unidos pierdes tu nombre si donas tu cuerpo. Te pueden hacer un esequeleto, pero no se sabe de quién es. Sin embargo, allí es distinto. Y eso tiene mucho que ver con lo que pasó. En Grecia es muy importante lo que pase con tus restos, no se incinera a nadie. Cuando donas tu cuepo a la ciencia, y creo que puede seguir siendo igual, tu nombre permanece con él”.

El caso es que, después de una montaña de papeleo legal, los huesos de Filip llegaron a Estados Unidos y Midnight, entonces, decidió que fabricaría la guitarra. La historia es la misma, la de mucha gente mirándole raro y distintas pruebas para poder fabricar un instrumento musical funcional con los restos de su familiar.

¿Dónde está el supuesto montaje?

Las dudas surgen cuando nos damos cuenta de que no se ha probado, hasta ahora, que el esqueleto sea el de Filip, ni tampoco que sea uno real. Tampoco se ha confirmado la identidad del músico, que afirma que ninguno de los dos reporteros anteriormente mencionados se pusieron en contacto con él.

Nadie me contactó. Si les preguntas, te dirán que no hablaron conmigo. No conozco a ninguno de esos dos tipos. Me pareció algo retorcido que yo creara algo y que, sin motivo ninguno, se lo atribuyeran a alguien más. Creo que cualquiera se frustraría con eso”.

Sin embargo, los reporteros que intentaron indagar sobre la identidad de Prince Midnight contactaron con la persona que, supuestamente, ellos creen que se esconde detrás del personaje: Odilon Ozare, cuyo nombre real es Justin Arnold. Este individuo lo negó todo, pero le mandó fotos de Prince Midnight para acompañar los artículos que se escribieron sobre él. El reportero compara este caso con el del cómico Sasha Baron Cohen y su alter ego en la ficción: Borat.

Lo cierto es que los orígenes de Midnight y Ozare son muy parecidos, así como la proximidad geográfica, su apariencia y los detalles de su historia. Ambos podrían ser, por lo tanto, el susodicho Justin Arnold que, de hecho, es el único nombre de todos los anteriormente mencionados que los investigadores han podido encontrar en los registros oficiales. Ni Yaago y Odilon parecen existir en realidad.

ctv-ehx-ozare-arnold

A esto, además, hay que sumarle que la primera aparición pública de Prince Midnight es de septiembre de 2020 y que no hay ni rastro de él antes de esa fecha.

El músico, sin embargo, sigue negando todo esto y dice:Tío, puedes coger un poquito del esqueleto, coger algo de mi pelo y hacer un análisis de ADN si te hace sentir mejor. Sin embargo, me da la sensación de que, cuando tengas los resultados, no vas a querer escribir un artículo sobre ello”.

Por el momento, el músico se queja de que la gente no le toma en serio por haber grabado un disco de metal con un vibráfono, algo que le pesa casi tanto como que se dude de la originalidad de su guitarra.

“No es como si me hubiera comprado un vibráfono y lo hubiera estado tocando cada día durante varios años como una broma. ¿Cuándo para de ser una broma? ¿Cuándo para algo de ser un montaje?, concluye.

De momento, y sin resultados concluyentes, nos da la sensación de que este señor de Florida ha decidido jugar, de nuevo, a hacerse viral y que, además, todos nos lo hemos tragado. Y es que, en este mundo de la “post-verdad”, a veces, una mentira que se repite mucho puede dar la ilusión completa de ser una realidad.


RockFM