Este cuadro de David Bowie multiplica por 10.000 su precio tras estar años desaparecido

La obra se titula "DHead XLVI" y es una de las cerca de 47 piezas similares que el artista creó en los años 90
Este cuadro de David Bowie multiplica por 10000 su precio tras estar años desaparecido

Tiempo de lectura: 2’

¿Alguna vez te ha pasado que has comprado algo y con los años se ha multiplicado su precio? Muy probable nos contestes que no pero hay una mujer que sí.

Esta historia nos la cuenta Ultimate Classic Rock. Una mujer pagó cuatro dólares estadounidenses (lo que equivale a 3,36 euros) por un cuadro de David Bowie parece que ganará más de 10.000 veces esa cantidad cuando se venda en una subasta la próxima semana.

Los subastadores canadienses Cowley Abbott ya han atraído ofertas de más de 50.000 dólares canadienses (casi 34.000 euros) por la obra que data del año 1997. Lo que más nos sorprende es que ella descubrió esta obra en un centro de donaciones fuera de un vertedero al norte de Toronto.

Descrito como un "retrato semiabstracto", el cuadro, autentificado por el archivero de Bowie Andy Peters, se titula "DHead XLVI" y es una de las cerca de 47 piezas similares que Bowie creó en los años 90.

La cara del personaje está pintada con fuertes tonos rojos y azules, no tiene detalles, por lo que no se sabe a ciencia cierta quién era. Los subastadores habían previsto originalmente un precio de compra de entre 9.000 y 12.000 dólares canadienses (entre 6.000 y 9.000 euros) por esta creación de "acrílico y collage por ordenador", que mide 2,5 x 2,5 centímetros.

Cowley Abbott dice en la página de la subasta: "Como muchos músicos, Bowie estudió arte y diseño de joven, lo que fomentaría el amor por las bellas artes a lo largo de su vida. También fue un apasionado coleccionista y pintor, muy influenciado por las tendencias artísticas modernistas del siglo XX... Entre 1995 y 1997 Bowie creó una serie de aproximadamente 47 obras sobre lienzo que tituló 'Dead Heads' (o 'DHead'). Cada título incluía un número romano no secuencial. Los retratados eran miembros de la banda, amigos y conocidos, y también había algunos autorretratos. Se ha sugerido que, para algunos de estos importantes cuadros, Bowie se inspiró en la época de Ziggy Stardust".

Al recordar su decisión de hacer pública su propia obra de arte en 1994, Bowie dijo más tarde: "No estoy seguro de por qué tomé esa decisión, y todavía hoy no estoy seguro de si no fue un error... Hasta ese momento, la pintura para mí era privada, y realmente se trataba de resolver problemas. Si tenía algún obstáculo creativo en la música en la que estaba trabajando, a menudo recurría a dibujarlo o pintarlo. De alguna manera, el acto de intentar recrear la estructura de la música en pintura o en dibujo producía un gran avance".

Y añadió: "Me parece que estoy teniendo en cuenta cómo responde la gente al arte, lo que ha producido una separación entre lo visual y lo musical. No estoy seguro de que eso sea algo bueno. Pero me metí en esto con los ojos bien abiertos. Esperaba hacer el ridículo y lo conseguí".



RockFM