Esto es lo que pasa cuando mezclas la música de Prince con la de Slayer: el resultado es desconcertante

En esta ocasión la idea del youtuber Bill McClintock ha sido mezclar el clásico Let's Go Crazy de Prince con Black Magic de Slayer
Esto es lo que pasa cuando mezclas la música de Prince con la de Slayer: el resultado es desconcertante

Tiempo de lectura: 2’

¿Os gustan los mashups? Pues, gusten o no, llegan con más fuerza que nunca. Esos remixes en los que se mezclan dos canciones que, aparentemente, no tienen nada que ver, pero que juntas, suenan muy, pero que muy bien. En esta ocasión la idea del youtuber Bill McClintock, que ya lleva unos cuantos años haciendo esta clase de piezas, ha sido mezclar el clásico Let's Go Crazy” de Prince con “Black Magic” de Slayer.

"Tratar de encontrar dos canciones compatibles lleva mucho tiempo", explicaba McClintock a ‘Mouthing Off’ en el año 2020 . "Uno podría pensar que cuanto más haces, más fácil se vuelve. Sin embargo, creo que se ha vuelto más difícil: mis estándares son más altos. Por ejemplo, si una canción es 95% compatible, pero hay algo que no, me acaba por no gustar. No hay forma de editarlo, no sonaría bien si intentara cambiarlo, así que tengo que ir a alguna otra combinación”, detallaba el creador.

"Esa parte es tan frustrante, es increíblemente frustrante. Quieres tener la combinación y comenzar a editar de inmediato, porque eso es lo realmente divertido, cuando comienzas a armarlo y escuchas cómo suena, eso es increíble. Es como si fueras a pescar… Te sientas allí todo el día y día tras día no obtienes nada. Pero luego, una vez que encuentras esa combinación, y suenan tan bien juntos, vale la pena, hasta el punto en que yo quiero seguir haciéndolo", terminaba desgranando los entresijos de su trabajo.






¿El peor mashup de la historia?

Hay mezclas muy buenas y otras no tanto… No sabemos si la mezcla que te vamos a contar te va a gustar o la vas a aborrecer. Y es que, Bill McClintock mezcló el pasado agosto a Hank Williams y Van Halen con un efecto que muchos calificaron como devastador.

Uniendo la voz original de Roth de Jump a una versión instrumental del éxito de 1952 de la leyenda del country Hank Williams, “Your Cheatin' Heart”, y su evidente brillantez significa que es el tipo de intromisión musical que podría alegrarte el día. O arruinarlo. Es difícil saberlo.

Por si esto ya no fuera lo más irreal que podrías ver, McClintock combinó imágenes de Roth cantando Jump con imágenes de Hank Williams Jr. (hijo del original) interpretando “Your Cheatin' Heart”, creando el tipo de caos intergeneracional que casi seguro embaucará a los puristas de Nashville.




RockFM