¿Estuvo Ozzy Osbourne borracho durante toda la grabación de 'Blizzard of Ozz'? Su productor responde

El ingeniero de sonido de los primeros discos de Ozzy, Max Norman, habla de su comportamiento en el estudio de grabación
¿Estuvo Ozzy Osbourne borracho durante toda la grabación de 'Blizzard of Ozz'? Su productor responde

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con The Metal Voice (vía Ultimate Guitar), el ingeniero Max Norman ha recordado cómo fue trabajar con Ozzy Osbourne en el primer disco de estudio del vocalista tras salir de Black Sabbath, el emblemático 'Blizzard of Ozz' de 1980.

El entrevistador le preguntó a Norman por el vocalista y los constantes estados de ebriedad que acabaron con él fuera de Black Sabbath. Esta fue su respuesta:

“Estuvo ahí, todo pasaba por Ozzy. Si a él le gustaba, se quedaba en el disco, pero si no, teníamos que arreglarlo. Él no estaba borracho tirado en una esquina... bueno, no siempre”.

“Grabamos las voces y podía llevar bastante tiempo. Ozzy graba cada línea una por una y, después, las dobla. Ese es el motivo por el que, en el álbum original se oye: '¡Oi, oi, oi!' así en “Crazy Train”. Solo se grabaron tres veces. Después, cuando hicieron la re-mezcla le metieron eco de alguna manera”.

“Sin embargo, cuando lo grabó originalmente, estábamos trabajado con solo dos tracks, así que él iba y decía: 'Okey, dale al botón de grabar'. Cantaba la primera toma, después subía las manos y yo paraba la cinta. Él me decía: '¿Qué tal ha quedado?' Y yo le contestaba: 'Nada mal'”.

“Entonces él me decía: 'Hazlo de nuevo'. Así que volvía a la primera línea de nuevo y, después de dos o tres tomas, yo le decía: 'Sí, está ha estado muy bien'. Y él me pedía que la doblase. Así que pasábamos al siguiente track pero yo había doblado la primera línea. '¿Qué tal ha quedado?' 'Nada mal' 'Hazlo de nuevo'”.

“Y volvíamos a grabar, de forma que consiguiéramos ese sonido tan particular de Ozzy a la voz que lleva grabando durante tantos, tantos años. Esas pistas dobladas y precisas. Ese siempre ha sido su sonido, incluso cuando estaba en Black Sabbath”.

“Así que para grabar así hacen falta entre seis y siete horas de trabajo y, entre medias, él se tomaba una copa de whisky o alguna otra cosa, pero sobre todo el trago de whisky. Recuerdo que a veces entraba y me le encontraba cantando. Un día, corrí para aislar el sonido y grabarlo todo rápidamente y, de repente, escuché ese sonido como de un líquido. Resulta que estaba ahí de pie, haciendo pis en el suelo junto al micrófono”.

“Una de las veces que entré, me le encontré vomitando. Pero la mayor parte del tiempo lo hacía muy bien y, de hecho, tuvimos la ocasión de escuchar aquellos tracks juntos muchos años después y siguen siendo ejemplares”.

“Su forma de cantar es genial, nunca hubo que afinar nada de lo que hizo. Lo que escuchas es lo que hay”.

Cómo era, en realidad, Randy Rhoads

Norman también ha explicado cómo era el legendario guitarrista Randy Rhoads en el estudio de grabación.

“Era un tío formal, honesto y directo. Tengo que reconocer que toda la banda estaba llena de tipos directos, Ozzy el primero. También era un tipo divertido, la banda entera lo era, se lo pasaban bien trabajando y eran muy buenos músicos”.

“Era una gran situación en la que todo el mundo estaba remando en la misma dirección, todos estaban intentando hacer el mejor disco posible, fue un momento de lo más agradable, la verdad”.

“Y Randy estaba constantemente presionándose para mejorar, practicando sin parar, tocando. Se sentaba a la mesa a la hora de cenar y se ponía a tocar la guitarra mientras esperaba a que llegara el postre. El tío tocaba la guitarra mañana, tarde y noche”.

RockFM