El ex-batería de Lynyrd Skynyrd ataca a la banda: "No tocan bien las canciones y yo no soy un mono de feria"

Artimus Pyle, ex-batería de Lynyrd Skynyrd, explica por qué no piensa volver a tocar con el conjunto
El ex-batería de Lynyrd Skynyrd ataca a la banda: "No tocan bien las canciones y yo no soy un mono de feria"

Tiempo de lectura: 2’

Durante una nueva entrevista con Ultimate Classic Rock, el que fuera batería de Lynyrd Skynyrd, Artimus Pyle, ha hablado sobre su relación con el conjunto y los motivos por los que no volvería a militar en el conjunto en su gira de despedida, explicando que "no tocan bien las canciones" y que no es "un mono de feria". Cabe destacar que el músico se encuentra promocionando su película sobre la "verdadera historia" del accidente de avión que acabó con la vida de varios miembros de la banda.

"He intentado contar la historia del día de antes, del accidente en sí y del día después. Hemos tenido que comprimir mucho la película. Si tuviéramos que contar todos los detalles, la película sería una mini serie de 10 partes con dos horas de duración cada una", explica el batería sobre el film.

"Lo cierto es que Judy Van Zant vino un día para intentar sacarme información y me dijo que quería que fuera parte de el tour de despedida que Lynyrd Skynyrd está realizando. Yo le contesté que la única manera de que fuera parte de la gira sería si tocaba, por lo menos, siete canciones".

"No voy a volver entre el público después de 'Free Bird' como un mono de feria. Si no formo parte de la banda o no quiero estar ahí. De todas formas, ¿quién es ese grupo? No les conozco. Se llaman a sí mismos Lynyrd Skynyrd, pero no lo son.. No tocan las canciones bien", afirma Artimus Pyle.

"Los 15 baterías que han pasado por el conjunto desde que me fui no saben tocar bien. No pueden interpretar correctamente sus partes y, si no pueden hacerlo, deberían contratar a alguien que sea capaz. Todas mis líneas las cortan a la mitad".

"Así que no quiero ser parte de este tour de retirada que le han vendido a los fans, volviendo a las mismas ciudades dos o tres veces. Se supone que se van a despedir, pero lo único que les importa es hacer dinero", dice.

"Una de las pocas cosas buenas que ha tenido la COVID-19 para mí, que adoro a Gary Rossington (guitarrista) y le echo de menos, es que pudo ir a su mansión en Atlanta y descansar sin el resto de los miembros de la banda y su compañía de management presionándole para volver a los escenarios para que se puedan hacer ricos", explica el batería, que fue a ver a su compañero, que ha estado lidiando con problemas de corazón en los últimos añños.

"Quieren ese dinero y ahora Gary está siendo capaz de darse un respiro y sanar, porque cualquier médico te dirá que tienes que tomarte entre seis meses y un año de descanso después de sufrir un ataque al corazón. Alardean de que presionaron a Gary para salir de gira en dos semanas. Son gente horrible".

"Gary es un soldado y te dirá que está dispuesto a hacerlo. Es una persona muy sólida en ese sentido. Saldrá a la carretera aunque no se encuentre bien o no esté curado. Tomará el escenario y pondrá toda la carne en el asador".

"Pero, en muchos sentidos, Gary también es muy débil. Esconderá la cabeza y dejará que otras personas hagan su trabajo sucio por él. Que conste que quiero a Gary Rossington con todo mi corazón y como a un hermano".

"Se han dado cuenta de que somos los dos únicos que quedamos de la banda y que si nos juntamos habrá menos dinero que robar. Le usan, él es su máquina de hacer pasta ahora mismo".

RockFM