Éxito más allá de las despedidas: cinco grandes temas que salieron de manera póstuma

Aunque sus autores e intérpretes habían fallecido, sus canciones les hicieron imborrables en el recuerdo
Éxito más allá de las despedidas: cinco grandes temas que salieron de manera póstuma

Tiempo de lectura: 3’

Hay ocasiones en las que el éxito llega tarde. No han sido pocos los grandes artistas que han vivido toda su vida ignorados y que, sin embargo, tras su fallecimiento, han sido reconocidos, leídos, vistos y escuchados por millones de personas. Con algunos músicos de rock y estilos afines ha sucedido lo mismo, algunos de sus grandes hits salieron, por desgracia, cuando ellos ya no podían disfrutar del éxito que estos acarreaban. Estas son algunas de las mejores canciones póstumas que jamás se han editado:

  • Ottis Redding – "(Sittin' On) The Dock of the Bay"

Un tema como la copa de un pino, emocionante, nostálgico y brillante al mismo tiempo, fue firmado por Ottis Redding y el guitarrista Steve Crooper. El tema salió el 8 de enero de 1968. Menos de un mes antes, el 10 de diciembre de 1967, un accidente de avioneta se llevaba a Redding antes de poder ver cómo aquel tema se convertiría en el mayor hit de su historia, un verdadero himno a la nostalgia, pero también una gran inspiración para artistas como Sting (The Police), que ha reconocido, en varias declaraciones públicas, que este tema le inspiró para comenzar a ser músico.

  • Janis Joplin – "Mercedes Benz"/"Me & Bobby McGhee" ('Pearl')

El último regalo que nos dejó Janis Joplin fue su segundo y espectacular disco en solitario, 'Pearl', que se publicó después de su muerte por culpa de la heroína, a los 27 años. No cabe duda de que, aunque se fuera antes de tiempo, Joplin sigue viviendo a través de temas como el increíble "Mercedes Benz" o "Me & Bobby McGhee". No cabe duda de que, al final, Janis vive a través de su música, congelada en el tiempo, con su increíble voz y desgarradora pasión. El disco, por cierto, fue todo un éxito comercial y se mantuvo en el número uno del Billboard 200 durante nueve semanas.

  • Joy Division – "Love Will Tear Us Apart"

El suicidio de Ian Curtis, que tuvo lugar en mayo de 1980, fue una verdadera desgracia para el mundo del rock. Tan solo un mes después, en junio de 1980 (sí, el tema cumple cuatro décadas) Joy Division publicó el que sería su mayor single, "Love Will Tear Us Apart", un tema que, además de convertirse en un éxito comercial, sería reconocido como el tema más conocido y escuchado de la formación inglesa de post-punk. La banda, posteriormente, renacería bajo el nombre de New Order.

  • Queen – "Too Much Love Will Kill You"

El 'Made in Heaven' de Queen fue el disco póstumo de la banda, que se editó cuatro años después del fallecimiento de Freddie Mercury. Si bien es cierto que la banda inglesa tuvo hits mucho más exitosos, no cabe duda de que el disco se vendió espectacularmente bien. ¿Es el mejor trabajo de la banda inglesa? Probablemente no y, de hecho, fue criticado por algunos detractores, que consideraban que se estaba intentando sacar dinero de la extinta figura del cantante. Sea como fuere, este fue uno de los singles más exitosos.

  • Johnny Cash – "Ain't No Grave"

La última etapa de la carrera de Johnny Cash fue sorprendentemente exitosa. Su versión del "Hurt" de Nine Inch Nails es una verdadera joya y una obra maestra de la música contemporánea. Sin embargo, tras su muerte, todavía se siguieron lanzando una serie de discos que habían sido grabados por el artista. Producidos por un genio de la talla de Rick Rubin, los dos últimos álbumes de la serie 'American' vieron la luz de manera póstuma. El último de ellos, 'American VI: Ain't No Grave', abre con el tema "Ain't No Grave", que le da nombre al disco. La canción no era suya, sino un gospel tradicional que se dice que firmó Claude Ely y que, como podrás imaginarte, habla de la muerte. Este fue el último tema que grabó Cash, cara a cara con su final, con una potente y desafiante interpretación. Imprescindible.

RockFM