El fallido tatuaje del guitarrista de Pearl Jam: "Pone 59 pero debería ser 60"

Mike McCready tiene una anécoda graciosa de por vida
El fallido tatuaje del guitarrista de Pearl Jam: "Pone 59 pero debería ser 60"

Tiempo de lectura: 2’

Hay tatuajes que hay que pensarlos dos veces y sino que se lo digan a Mike McCready.

Ultimate-guitar ha informado sobre esta anécdota tan “divertida” del guitarrista de Pearl Jam. Todo artista que toca un instrumento tiene uno en particular que es su favorito. En el caso de McCready es su guitarra básica Fender Stratocaster. Por ella se tatuó “59” en referencia al año de su nacimiento, no obstante, al haber trabajado con una compañía para sacar a la venta una serie limitada de la guitarra se dió cuenta de que en realidad se fabricó en el año 1960 y no en el 1959.

La fuente señala que el 59 de SRV en realidad resultó ser un híbrido de los 60 con camionetas de 1959. El guitarrista comentó: "Había leído que Stevie Ray Vaughan usaba una Stratocaster del 59, y lo había visto cuatro veces en vivo y me dejó alucinado. Así que ese fue el impulso inicial detrás de mi compra: Stevie usa esta guitarra, esta es la primera vez que tengo dinero, voy a comprar esta guitarra. Estaba tan convencido de que era el 59 que me hice un tatuaje del número 59 en mi brazo”. Decía el artista entre risas.

"George Wood, que dirige el almacén de Pearl Jam, quería ocultarme que era un '60 porque siempre hablaba de cuánto amo mi '59, mi '59 esto y mi '59 aquello. Y él no quería romper mi corazón y decir, 'Oye, ya sabes, compraste un '60’. Y todavía estoy un poco sorprendido y asombrado de que resultara ser una de los '60, pero al final no importa porque amo mucho esa guitarra y se puede tocar asombrosamente bien".

“Mi guitarra original del '59... disculpa, del '60 suena fantástica desde que la compré en 1992 y ha continuado así a lo largo de los años. El secreto está en que, en los años de sudor y de tocar 'Even Flow' en ella más de 700 veces o las que lo hayamos hecho, es que he llegado a un punto en el que me gusta muchísimo, pero solo he podido hacer eso porque, antes de tenerla, ya era una guitarra que me volvía loco”.

No sabemos si Mike McCready se cambiará el tatuaje, lo que sí sabemos es que tiene una muy buena anécdota para contar.

RockFM