Felicitamos a Vince Neil con el disco de la "resurrección" de Mötley Crüe

Arrancamos la semana con el 60 cumpleaños del músico californiano y casi la cerramos –en Vuelta al Vinilo en RockFM– con el 29º aniversario de su despido.
Mötley Crüe - Dr. Feelgood
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 3’

Este lunes 8 de febrero sopló 60 velas Vince Neil Wharton; el histórico frontman de Mötley Crüe. Asimismo, este jueves día 11, recordamos su sonado despido en 1992, cuando Nikki Sixx, Tommy Lee y Mick Mars decidieron que dejara la banda, al estar más interesado en sus carreras de coches de la Indy Lights, que en el propio grupo.

Pero unos años antes, el cuarteto angelino publicó el que es para muchos –de largo– su mejor álbum de estudio. Estamos hablando del que ya fue su quinto disco, publicado el 1 de septiembre de 1989 como ‘Dr. Feelgood’, en referencia al dealer que tenía Nikki Sixx, antes de grabar el mismo, prácticamente alejados todos de las drogas y el alcohol. Y es que ‘Dr. Feelgood’ se grabó en los estudios Little Mountain Sound de Vancouver (Canadá), lejos de los excesos Los Ángeles, por lo que “por primera vez”, según Nikki Sixx, el estudio de grabación se convirtió en un “espacio de trabajo”, y no un lugar al que “ir de juerga” o al que “llevar chicas”.

Además, por si dicho aislamiento no fuera suficiente, el productor Bob Rock (todavía no tan conocido como ahora) decidió que cada canción se grabara por pistas –grabando cada músico sus partes por separado– para evitar al máximo los roces y los conflictos en la producción ya que, cuando Bob conoció al grupo, lo describió como “cuatro tipos duros de Los Ángeles que bebían mucho vino y que querían matarse unos a otros”. De hecho, aunque se convirtió en todo un éxito de ventas y en el único Nº1 de la banda, ‘Dr. Feelgood’ fue también el último disco con la formación original de la misma, hasta la vuelta de Vince en 1997.

Sobre las colaboraciones del mismo, cabe recordar que Steven Tyler de Aerosmith, Jack Blades de Night Ranger e incluso ¡Bryan Adams! grabaron los coros de “Sticky Sweet”; mientras que Robin Zander de Cheap Trick y Sebastian Bach –aún en Skid Row en aquel momento– grabaron los de “Time For Change” y “She Goes Down”, respectivamente. Eso sin contar con la aportación del productor como cantante y multiinstrumentista en varias canciones del disco, redondeando el resultado final.

Y en lo referente a las letras de ‘Dr. Feelgood’, ya desde la canción que da título al mismo, queda bien claro que –aunque la banda quería dejar atrás la mala vida del pasado–, las historias para no dormir estaban ahí y tenían que contarlas en forma de canción. Por ello, además del “camello” al que llamaban “Doctor Siéntete-bien”, “Kickstart My Heart”, el segundo single del disco, hace referencia a esa surrealista “resurrección” de Nikki Sixx con adrenalina, tras una sobredosis de heroína que casi le lleva al otro barrio. Por supuesto, el hedonismo es una constante también en el cuarto corte del disco, “Rattlesnake Shake”; así como en su quinto y último single “S.O.S. (Situation Ol’ Situation)”. Todo sin olvidarnos de mediostiempos y baladas como “Don’t Go Away Mad (Just Go Away)” o “Without You” que también fueron singles del mismo, entrando este último en el Top 10 de la lista Billboard Hot 100.

Tanto la crítica como el público recibieron ‘Dr. Feelgood’ de una manera positiva, alcanzado las seis millones de copias vendidas sólo en Estados Unidos, siendo Disco de Oro en el Reino Unido, donde Mötley Crüe no habían tenido tanto tirón como en Estados Unidos. Sea como fuere, estamos ante un disco que marcó un antes y un después en la historia del denominado “glam-metal”, y por supuesto también en la historia de Mötley Crüe

¡Larga vida a Mötley Crüe!

RockFM