Se filtran más detalles sobre la detención de Bruce Springsteen por conducir bajo los efectos del alcohol

El músico tuvo que enfrentarse a varias pruebas de los agentes de policía que le pararon
Se filtran más detalles sobre la detención de Bruce Springsteen por conducir bajo los efectos del alcohol

Tiempo de lectura: 2’

Tal y como informa Ultimate Classic Rock, varios detalles sobre la detención de Bruce Springsteen por beber mientras conducía su motocicleta el pasado mes de noviembre.

Un agente de policía afirma que vio a Springsteen "consumir un chupito de tequila y, después, subirse a su moto y arrancar el motor", tal y como informa la CCN. Bruce le dijo al agente que se había tomado dos chupitos en los 20 minutos previos a su arresto. El policía notó que "Springsteen deprendía un fuerte olor a alcohol y tenía los ojos vidriosos".

Por otro lado, Vulture explica que se solicitó que el músico pasara dos pruebas para demostrar que estaba sobrio. La primera consistió en mantener su cabeza quieta y seguir un objeto, como por ejemplo un bolígrafo, con la mirada. Además, también se pidió al músico que hiciera un test de pasos, esto es, caminar un numero concreto de pisadas y darse la vuelta.

Springsteen habría conseguido superar "cuatro de las seis pruebas de visión", aunque el agente notó que el músico "se tambaleaba visiblemente mientras observaba sus ojos". Por otro lado, el Boss habría dado 45 pasos y no 18, como le pidieron las autoridades. TMZ ha publicado el informe policial completo, en el que se añade que el músico rechazó someterse a un test de alcoholemia.

El músico se habría parado, según informes previos, para hacerse unas fotos con varios fans y se tomó un chupito de tequila con uno de ellos antes de subirse a su moto de nuevo. El indicente, que sucedió en noviembre, se ha hecho público esta semana.

Según Ausbury Park Press el músico solo dio un 0,02 de tasa del alcohol en sangre, lo cual representa un cuarto del límite legal en Nueva Jersey.

"Cuando todo esto se resuelva, la gente va a tener muchas dudas sobre la seriedad de este asunto, especialmente cuando se publiquen todos los detalles, incluyendo la tasa de alcohol en sangre", dice una fuente cerca a Springsteen a la CNN.

"No sé por qué le pararon", añade la fuente. "Técnicamente no puedes beber en un parque nacional y no sé si, quizás, si un policía ve a alguien bebiendo y no le pone una multa, le despiden". Esta fuente insiste en que se está haciendo una montaña de un grano de arena con este asunto, pese a reconocer que "cualquier asunto que tenga que ver con beber al volante es serio".

Glenn Kassman, abogado defensor en Nueva Jersey especializado en casos como este, cree que será difícil que se pruebe, ante un juez, que Springsteen iba borracho cuando le pararon.

"Yo diría que no van a ser capaces de demostrar el cargo de conducción bajo los efectos del alcohol basándose en el informe policial", le cuenta la Rolling Stone. "Hay una gran diferencia entre una probable causa de arresto porque alguien piense que has conducido bebido y el poder probarlo ante la duda razonable de si lo hizo".

RockFM