El fortuito encuentro de Bruce Dickinson con Iron Maiden: así "sabotearon" un concierto de su anterior banda

Antes de militar en Iron Maiden, Bruce Dickinson cantaba en una banda llamada Samson
El fortuito encuentro de Bruce Dickinson con Iron Maiden: así "sabotearon" un concierto de su anterior banda

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista en el podcast de Eddie Trunk (vía Ultimate Guitar), el cantante de Iron Maiden, Bruce Dickison, ha recordado cómo fue ver a los británicos en directo antes de entrar en la banda, cuando Paul Di'Anno aún era el vocalista de la formación.

Todo comenzó cuando Dickinson fue preguntado por cómo le hace sentir cantar temas de los dos primeros discos de Iron Maiden, su título homónimo y 'Killers', que se publicaron antes de que él fuera parte del conjunto.

“Hay cosas que me encantan en esos discos. Me encanta 'Prodigal Son', es fantástica. Donde más puedes ver la influencia de Jethro Tull en los primeros Maiden, es en ese tema, en 'Killers', la canción, y en 'Murders in the Rue Morgue'”.

“Es material muy, muy, muy bueno. Esos fueron un par de los temas que sonaron cuando vi, por primera vez, a Maiden tocar en directo. Yo estaba en Samson, obviamente, que era el grupo en el que estuve antes de Maiden. Tocábamos todos juntos en carteles con tres bandas, cosas así”.

“Y recuerdo una noche, la primera vez que vi a Maiden, estábamos haciendo de cabezas de cartel en un gran club y ellos eran los invitados especiales. Así que pensé: 'Bueno, lo mejor será que vaya a la parte de atrás y vea cómo suenan'”.

“Éramos como 200 o 300 personas en la audiencia, y, después, uno 10 minutos después de que Maiden saliera, unas 500 personas entraron por la puerta. Todo se llenó, no te podías mover. Salieron y tocaron 'Killers' y 'Murders in the Rue Morgue'. Me quedé impresionado”.

“En aquel momento, aún no había visto a Deep Purple en su mejor momento y demás, así que solo me podía imaginar las cosas que harían. De hecho, tampoco es que hicieran mucho, se quedaban ahí parados todos salvo Ritchie Blackmore”, continúa Bruce Dickinson.

“Pero, en mi cabeza, Maiden hacía lo que una banda así de grande tendría que hacer, y era el mismo nivel de emoción. Y pensé: 'Vaya, es increíble. Dios mío, ¡me encantaría cantar en esa banda!”.

"Y, al final del concierto, las 500 personas se fueron y pensé: 'Supongo que vamos a tocar en una sala medio vacía. Umm, eso me da que pensar”.

Quién iba a pensar, que, unos años después, Bruce Dickinson acabaría siendo el cantante de Iron Maiden y, además, no tocaría delante de solo 500 personas, sino de cientos de miles de fans de todo el mundo.


RockFM