La fortuna de Twisted Sister al “momificarse” antes de la llegada de Nirvana: “Fuimos listos”

El guitarrista de Twisted Sister, Jay Jay French, se sincera sobre su suerte al separar la banda a tiempo
La fortuna de Twisted Sister al “momificarse” antes de la llegada de Nirvana: “Fuimos listos”

Tiempo de lectura: 3’

En una nueva entrevista con Dean Cramer (vía Rockcelebrities), el guitarrista de Twisted Sister, Jay Jay French, ha hablado sobre la primera separación de la banda justo antes de que la llegada del grunge, encabezado por Nirvana, acabase, de un plumazo, con la popularidad y el éxito del hair metal.

Cabe destacar que, Twisted Sister no estuvo activo entre 1988 y 1997 -no volviendo al escenario hasta 2001-, permaneciendo ajena a todo el “caos” que generó esta revolución sonora, que provocó que algunas grandes bandas vieran, de forma drástica, reducido el aforo de público que eran capaces de congregar y sus cifras de ventas.

“Había mucha tensión en el grupo en aquel momento. No era algo sostenible y tuvimos que separarnos. La verdad es que el momento no pudo ser mejor. Nos marchamos justo antes de que tod el hair metal se derrumbara con la llegada de Nirvana o Alice In Chains que, básicamente, se lo cargó todo de un día para otro. En más o menos un día, el género entero despareció. Pero nosotros ya nos habíamos ido. Cuando volvimos al escenario en 2011 con toda la formación, fue como si nos hubiéramos momificado, nos momificamos a la perfección. Decidimos volver bajo unas circunstancias muy especiales. Además, reparamos nuestros problemas personales porque fuimos listos”.

“No había forma de predecir a dónde iba aquello, pero tomamos una buena decisión empresarial que fue no volver para tocar en bares de mala muerte, y tampoco para que nos juntaran con tres bandas de hair metal en algún local de 2000 localidades. O volvíamos como superestrellas, o no volvíamos. Y, cuando regresamos, lo hicimos como cabezas de cartel. Volvimos y pasamos cuatro años encabezando 150 de los festivales de rock más grandes del mundo, tocando para una media de entre 40.000 y 100.000 personas por noche”.

“Eso sí, esto es lo importante: ¿Cuántas bandas pueden tocar delante de 100.000 personas? ¿A cuántas bandas se les confía hacer algo así? ¿Cuántas bandas tienen la confianza de los promotores como para hacer eso? La respuesta es que muy pocas. Porque si apestas, hundes al festival contigo. Ya puedes ser bueno, y Twisted Sister lo éramos. Trabajamos mucho para no decepcionar nunca. Estoy muy orgulloso de aquello. Estoy orgulloso del hecho de que nuestro modelo de negocio al regresar fuera tan claro y que funcionara al 100%”.

En verano de 2020, Jay Jay también explicó cómo vivió la llegada de Nirvana y el fin del hair metal:

"No me di cuenta de lo mal que estaba todo hasta que hablé con Vito Bratta, de White Lion, una gran banda de hair metal. Le llamé, creo que fue un año después, en el '92, porque Nirvana saltó a la fama en el 91, creo que 'Smells Like Teen Spirit' salió en aquel año", intenta recordar el guitarrista.

"Me dijo que no había tocado su guitarra en nueve meses. Había escuchado 'Teen Spirit' lo había dejado del todo. No me lo podía creer. Él me dijo: 'Tío, de verdad, he escuchado 'Smells Like Teen Spirit', dejé mi guitarra de la lado y dije: '¿Quién quiere tocar como un virtuoso a estas alturas? ¿Quién quiere a un guitarrista principal que haga shred? La gente quiere escuchar canciones, no este sonido de diarrea en la guitarra'".

"Así que básicamente nos dejaron sin trabajo y eso me asustó mucho. Llegué a plantearme por qué estábamos allí. Así de fuerte fue el impacto. Creo que fue el cantante de Warrant, Jani Lane, el que estaba conduciendo por la carretera cuando comenzó a sonar 'Smells Like Teen Spirit' en la radio y simplemente dijo: 'Mi carrera se ha terminado'. ¿Por qué algo sería tan obvio para la gente? ¿Por qué simplemente alguien se daba cuenta de que su carrera se había acabado?'.

"La MTV también cambió de manera drástica. Creo que el momento clave fue un vídeo llamado 'Man in the Box' de Alice in Chains. Aquello cambió su forma de mirar a las bandas de hair metal. Tenían la opción de meter esa canción un vídeo de una banda llamada Thunder, que era el típico conjunto de heavy metal que hacía todo lo que las bandas de hair tenían que hacer. Estaban en Geffen, había que elegir a la siguiente banda del momento, vieron las dos opciones y eligieron a Alice In Chains. Era un camino menos andado y fue como el meteorito que acabó con los dinosaurios, siendo estos bandas de hair metal".

RockFM