Geddy Lee da su sincera opinión sobre Led Zeppelin y recuerda cómo trataron a Rush en su peor momento

El bajista y vocalista Rush, Geddy Lee, da su sincera opinión sobre el emblemático 'Led Zeppelin IV'
Geddy Lee da su sincera opinión sobre Led Zeppelin y recuerda cómo trataron a Rush en su peor momento

Tiempo de lectura: 3’

En una nueva entrevista con la revista Classic Rock, el vocalista y bajista de Rush, Geddy Lee, ha hablado sobre Led Zeppelin, dando su sincera opinión sobre el clásico 'Led Zeppelin IV' de 1971 y explicando cómo fueron los canadienses tratados por el legendario conjunto cuando atravesaban uno de los momentos más dramáticos de su historia.

“Tuve el placer de verles en la gira del 'Zeppelin IV' en el Maple Leaf Gardens de Toronto, Canadá”, recuerda Geddy Lee. “Si no me equivoco, abrieron con 'Black Dog', y recuerdo que me impresionaron con lo pesado que era su sonido. Es una canción con un gran riff, pero hay que tener la confianza para tocarlo y dejar que fluya. Y después, Robert Plant da un paso adelante y e interpreta la letra de ida y vuelta”.

“Quiero decir, nadie había hecho eso. Nadie tenía el coraje para hacer eso. No fue la primera vez que les veía, la primera vez fue el 18 de agosto de 1969. Dieron dos conciertos. Estuvimos en el primero. Fui con John Rutsey (batería original de Rush) y Alex Lifeson.

“Podía entrar todo el mundo. Tuvimos que esperar durante horas en la cola. Entramos y nos pusimos en segunda fila. Y te juro que no salieron al escenario, flotaron hasta él. Literalmente destrozaron el techo del lugar, porque, para cuando acabó la noche, se caída yeso del techo”.

“Recuerdo cuando salió su primer disco y esperamos en nuestra tienda Sam The Record Man local en Willowdale, lo compramos, corrimos a mi casa, lo pusimos, me senté en la cama y empecé a flipar con 'Communication Breakdown'”.

“Fueron una enorme y gigantesca influencia para nosotros. Queríamos ser ellos al instante. Pero su material era difícil de tocar. Intentamos varias canciones de Zeppelin cuando tocábamos en bares, pero sentimos que no podíamos sacarlas adelante. Sí que incluímos 'Livin' Lovin' Maid'' en nuestro set durante un tiempo, eso sí”.

“Por un lado, tienes 'Stairway to Heaven', esa canción y 'Comfortably Numb' de Pink Floyd, con los mejores solos de guitarra que jamás se han grabado”, recuerda. “Después tienes el que es, probablemente, el mejor hit del disco, 'Rock & Roll, que, de hecho, es mi canción menos favorita del catálogo de Zeppelin. Es demasiado simple para mí, demasiado comercial”.

“Nunca me gustó. Y después una canción como 'Battle of Evermore' es mágica. Y el sonido de la batería en 'When the Levee Breaks' es algo que muchos músicos han intentado copiar durante generaciones, y todavía siguen intentando hacerlo”.

“El término 'heavy metal' no encajaba con Zeppelin porque era mucho más que una banda de heavy metal. Sí, tenían un sonido que les sorprendía constantemente”.

“Usaron influencias e intentaron cosas que otras bandas de heavy metal no concebían, quizás animados por las letras de Robert Plant”, afirma Lee. “Tenía una majestuosidad propia de Tolkien en sus letras, y la gente no le gusta eso sobre su forma de escribir, pero a mí sí. Adoro el imaginario que usa”.

“Y es la combinación de la forma en la que la guitarra acústica de Jimmy Page se usa y la presencia de su background de blues. Le da a su música mucha más profundidad que las bandas normales de heavy metal”.

“Y la lista continúa: 'Going to California' es una canción preciosa, maravillosa. También me encanta 'Misty Mountain Hop'. Dices los títulos en voz alta y puedes escuchar las canciones. Si tuviera que elegir una sería 'Stairway to Heaven', obviamente. Sin embargo, es difícil elegir entre temas como 'When the Levee Breaks' y 'Black Dog'”.

Cuando Robert Plant apoyó a Rush en su peor momento

Geddy Lee también se ha sincerado sobre el momento en el que Robert Plant apoyó a Rush en uno de sus momentos más críticos.

“Recuerdo que, cuando Page & Plant estaban de gira para promocionar 'Walking Into Clarksdale' (1998) vinieron a Toronto. Alguien no paraba de llamar a nuesta oficina diciendo que era Robert Palnt y que necesitaba hablar conmigo”.

“Nadie se lo creía, pero resultó que era verdad. Estábamos en un parón después de que Selena, la hija de Neil Peart, hubiera muerto. No estábamos en un buen momento”, recuerda. “Llamé a Robert de vuelta y quería que viniéramos a su concierto. Yo estaba muy hundido. Él me dijo: 'No, ven al show, hablaremos'”.

“Él entendió lo que estaba pasando con la banda. Recuerdo que nos dijo: 'Tenéis que volver a la vida, y cuanto antes lo hagáis, mejor. Moved el culo hasta aquí'. Así que llame a Alex y fuimos a ver a Page & Plant. Lo hicieron genial. Fueron muy agradables. No hay nada mejor que conocer a alguien a quien admitas durante tantos años por muchos motivos y ver cómo es de verdad”.


RockFM