¿Es Gene Simmons (Kiss) buen bajista? David Ellefson (Megadeth) da su sincera opinión

El bajista de Megadeth habla sobre la relevancia del bajo de Gene Simmons en Kiss
¿Es Gene Simmons (Kiss) buen bajista? David Ellefson (Megadeth) da su sincera opinión

Tiempo de lectura: 2’

En una entrevista con Premier Guitar (vía Ultimate Guitar), el bajista de Megadeth, David Ellefson, ha hablado sobre Kiss y Gene Simmons, explicando cuál es exactamente el papel de su bajo en el sonido de la legendaria banda neoyorquina.

“En muchos sentidos, la forma en la que Gene toca el bajo es lo que orienta el sonido de Kiss, incluso más que la batería, más que ningún otro elemento. Su parte empuja realmente a la banda”.

“Probablemente he aprendido a hacer lo mismo. Incluso en 'Sypmphony of Destruction', donde cojo el riff y voy hacia la batería, orientando, empujando todo el rato. Quizás de forma inconsciente, o incluso intencionada, he aprendido algunas de las partes de Gene. A veces la importancia no está en lo que destaque la nota, sino en la forma inteligente en la que las has tocado, así como la constante torsión y empujón del bajo dentro de la banda”.

“Si, por casualidad, pudiera haber aprendido de otro, ese sería el 'Rebel Yell' de Billy Idol, que, para mí, tiene el mejor bajo de todo el disco, todo desde 'Eyes Without a Face' hasta 'Rebel Yell'. Parece muy simple. Y es gracioso porque grabé la canción en el disco de versiones que hice con mi banda en solitario”.

“Fue interesante grabarlo porque aprendí, a lo largo del tiempo, que las partes simples no lo son tantos cuando tienes que mantener ese ritmo, sin poder haber ninguna diferencia en la afluencia de esa parte. Escuchando 'Rebel Yell', me di cuenta de que había un palm mute y de que todo está muy igualado, el tono siempre respira, se aferra con la batería”.

“La toco con púa, entiendo que se grabó así, al menos es como suena, pero no estoy seguro. En cualquier caso, en ese disco cada canción es genial, cada nota es buena y cada parte se toca a la perfección. Es un disco que, cuando Billy ya llevaba unos años de carrera, simplemente funcionó. Es uno de esos álbumes que más se venden y que está hecho de pura grandeza”.



RockFM