Gene Simmons (Kiss) califica de “repugnante” que Iron Maiden no haya entrado al Rock and Roll Hall of Fame

El vocalista y bajista de Kiss, Gene Simmons, no duda en cargar contra la institución
Gene Simmons (Kiss) califica de “repugnante” que Iron Maiden no haya entrado al Rock and Roll Hall of Fame

Tiempo de lectura: 2’

Tal y como informa Loudwire, el vocalista y bajista de Kiss, Gene Simmons, no está nada contento con la exclusión de Iron Maiden del Rock and Roll Hall Of Fame. Ayer, los gigantes del heavy metal ingleses fueron descartados como parte de la promoción de 2021 de la institución.

Los seis artistas y bandas seleccionados para el Rock and Roll Hall of Fame 2021 han sido Foo Fighters, The Go-Go's, Jay-Z, Carole King, Todd Rudgren y Tina Turner. Algunos de los nominados más destacados que se han quedado fuera de la lista han sido, además de Iron Maiden, bandas como Rage Against the Machine o New York Dolls.

Ante eso, Gene Simmons ha montando en cólera, la cual no ha dudado en expresar a través de su cuenta de Twitter: “El Rock and Roll Hall of Fame debería avergonzarse de no incluir a Iron Maiden. ¡Repugante!”.



Hace unos días su compañero en Kiss, Paul Stanley, también demandó que la banda fuera inducida en la institución, sin demasiado éxito: "Da igual si no les importa, es una locura que Iron Maiden no vaya a estar en el Rock And Roll Hall Of Fame. Da igual quien les vote o no, el comité tiene que inducirles. Han ayudado a extender un género entero de música. ¿Qué más necesitan hacer?”.

El Rock Hall indica, que para que los artistas puedan entrar al salón de la fama, tiene que pasar un cuarto de siglo desde su primera grabación. Sin embargo, también afirman que la entrada de una banda está sujeta a “otros criterios, incluyendo su influencia y la importancia de su contribución al desarrollo y la perpetuación del rock and roll”. Esto, por supuesto, está abierto a interpretación.

Kiss era elegible para su inducción desde 1999, aunque no fueron nominados hasta 2009. Su entrada tuvo lugar en 2014.

Dos semanas después de que la banda entrara en el Rock Hall, Stanley atacó al Rock And Roll Hall Of Fame, afirmando que la organización odiaba a su banda, pero que no tuvieron otra opción que inducirles, dada la presión de los fans.

Esto no quedó ahí. Stanley, justo después, desarrolló un feudo personal contra el co-fundador de la organización y propietario de la revista Rolling Stone, Jann Wenner. En su discurso de aceptación del premio, el músico dijo lo siguiente: “Aquí estamos, siendo inducidos, básicamente, por las mismas cosas que nos mantuvieron fuera. La gente habla al Rock And Roll Hall Of Fame y dicen que quieren más. No quieren que les fuercen a elegir entre un puñado de bandas. La gente compra entradas, la gente compra discos, pero los que nominan a las bandas no lo hacen. No olvidemos que los fans son los que lo hacen todo posible. Nosotros nos beneficiamos de ello. Estoy aquí esta noche gracias a la gente que me insprió, pero también por la gente a la que inspiro”.



RockFM