Gene Simmons, sobre la posibilidad de vender las canciones de Kiss: “Somos más Superman que Springsteen”

El bajista y vocalista de Kiss está dispuesto a vender su catálogo... por el precio adecuado
Kiss, Azkena Rock Festival 2010, Mendizabala, Vitoria-Gasteiz. 25/VI/2010. Foto por Dena Flows
  • Dena Flows
Dena Flows

Tiempo de lectura: 3’

En una nueva entrevista con A Journal of Musical Things, el bajista y vocalista de Kiss, Gene Simmons, se ha sincerado sobre, en el ocaso de la actividad en directo, la banda vendería su catálogo musical a un gran conglomerado empresarial, tal y como ya lo han hecho Bob Dylan o Bruce Springsteen.

Aunque Simmons está dispuesto a hacerlo, eso sí, por la cantidad correcta, el bajista y vocalista de Kiss ha señalado una de las diferencias principales entre su banda y otros artistas. Y es que, más allá de sus canciones, los neoyorquinos siempre han sido punteros a la hora de monetizar su imagen. De hecho, en más de una ocasión, el conjunto ha reconocido que se sienten más una marca que una banda.

Ahora, Gene Simmons ha hablado claro sobre el asunto: “¿Cuánto me ofreces? Bob Dylan vendió su catálogo por 300 o 400 millones. El problema -y que sepas que adoro al tipo y beso por donde pisa- es que su música no significa demasiado para los chavales de 20 años. No les importan 'The Times They Are A-Changin' ni 'Maggies Farm'. Simplemente les da igual. Muy pocas piezas musicales pueden resistir a la prueba del paso del tiempo. Lo que solo Kiss tiene y nadie más son sus marcas. Nuestras caras son más grandes que la música, más que nada”.

“Bruce Springsteen vendió su catálogo hace nada por 500 millones y lo que se llevaron fue la música, no su imagen. Nunca he visto unos dibujos animados de Sprignsteen, un cómic o figuras de acción. Kiss son los únicos. Así que lo que estarías comprando, si pagas el precio adecuado, es la imagen que ha sobrevivido al paso del tiempo. Nuestra analogía es que somos más como Santa Claus o Superman. Tenemos una imagen registrada para que nadie puede reproducirla. Ningún otro artista tiene eso”.

Hay motivos para vender

Si tienes curiosidad por saber el motivo por el que tanto autores venden los derechos de su música, la premisa es sencilla. Compañías como Sony o Hipgnosis, a las que cada vez les ha salido más competencia, ofrecen una cantidad ingente de dinero, equivalente a lo que podrían cobrar por derechos de autor en una o dos décadas, a los autores de los temas. En el caso de músicos de avanzada edad, resulta más económico recibir un gran ingreso de liquidez al momento antes que mantener unos ingresos estables por sus obras que se prolonguen en el tiempo. Por ejemplo, en el hipotético caso de que a Nikki Sixx, que vendió sus temas en 2020, le hubieran ofrecido 15 o 20 años de ingresos por su música, el bajista se embolsaría directamente todo lo que podría ganar -en potencia- en las próximas décadas por sus canciones. La empresa, mientras tanto, invierte en un catálogo al que le sacará muchísima más rentabilidad en los años venideros e incluso a largo plazo.

Otro de los motivos de que cada vez se de más esta situación, ha sido la pandemia de la COVID-19, que ha provocado que los ingresos por dar shows en directos de muchos artistas hayan descendido dramáticamente. “No puedo trabajar, y las plataformas de streaming están robando mi dinero”, explicó David Crosby en Twitter hace algunos meses. “Tengo una familia y una hipoteca de las que hacerme cargo, así que es mi única opción. Estoy seguro de que otros también se sienten igual”.

Bruce Springsteen o ZZ Top han sido los últimos artistas en vender los derechos de autor a una gran compañía a cambio de una ingente cantidad de dinero. En diciembre de 2020, fue Bob Dylan el que se deshizo de todo su catálogo por 300 millones de dólares. Otro que también lo hizo anteriormente fue David Crosby, por 150 millones de dólares. Antes, Stevie Nicks, Journey o, más recientemente, Mötley Crüe, firmaron acuerdos en los que se desprendieron de los derechos de explotación y masters originales de sus canciones.

RockFM