La genial historia de Tom Morello (Rage Against the Machine) con su primera guitarra que demuestra que no debes subestimar tus instrumentos

Incluso aunque sea barato, un instrumento bien ajustado puede hacer verdaderas maravillas
La genial historia de Tom Morello (Rage Against the Machine) con su primera guitarra

Tiempo de lectura: 2’

En un nuevo post en sus redes sociales, el guitarrista de Rage Against the Machine, Tom Morello, ha hablado sobre su primera guitarra, demostrando, con su genial historia, que nunca hay que subestimar un instrumento musical por barato que sea (sí, esa guitarra que tienes cogiendo polvo en el armario podría ser capaz de hacer sonar verdaderas obras de arte).

"Mi primera guitarra. Una Kay de 50 dólares", ha explicado el músico en su Instagram, con una foto de la misma. "Es una copia de la SG con muchos botones. Nunca se mantenía afinada. Perfecto. La conseguí en Rigoni Music en Libertyville, Illinois. Allí fui a dos clases de guitarra que odié y después, acabó en un armario metida durante cuatro años, sin que nadie la tocara", recuerda.

Sin embargo, incluso aunque tu primera experiencia musical o con un instrumento sea negativa, nunca es tarde para volver a intentarlo y volver a darle una oportunidad a la música. Morello, desde luego, no lo dudó a la hora de volver a cargar su hacha desafinada.

"Entonces, a los 17 años, me compré un cassette de los Sex Pistols y formé una banda en menos de 24 horas, todo con músicos principiantes del club de teatro del instituto de Libertyville. Utilicé esta guitarra en aquella banda, The Electric Sheep, que también tenía al guitarrista de Tool, Adam Jones, al bajo", recuerda Morello.

Entonces, Tom se dio cuenta de que la música era lo que realmente le motivaba y decidió seguir mejorando. "Entonces llegaron mis primeros shows y grabaciones. Cuando conseguí una guitarra mejor esta volvió al armario... durante 30 años".

¿Fue este el final de su guitarra barata de tan solo 50 dólares? No, desde luego que no. "Hace un tiempo la rescaté, la limpié y he estado grabando con ella desde entonces. Como hoy", finaliza Morello, demostrando que las mejores canciones no precisan de instrumentos caros, sino de un buen músico que las interprete.

¡Por cierto! Si te preguntas cuánto valdría ahora este modelo de guitarra, los afortunados que tienen una la venden por un precio aproximado de 230 dólares, nada mal para ser una guitarra de tanta antiguedad, con un precio mucho menor que cualquier instrumento de alta gama.

Cabe destacar que, a día de hoy, el proceso de fabricación de guitarras ha cambiado mucho y está mucho más masificado. Sin embargo, en algunos casos, los estándares de calidad también han subido. ¿Y tú? ¿Cuál es ese instrumento que ha cogido polvo en tu armario pero del que no te quieres deshacer? ¡Cuéntanoslo!

RockFM