Glenn Hughes (Deep Purple) recuerda cómo Lars Ulrich (Metallica) fue a verle tocar de niño

El que fuera bajista y cantante de Deep Purple recuerda a Lars Ulrich cuando tan solo tenía nueve años
Glenn Hughes (Deep Purple) recuerda cómo Lars Ulrich (Metallica) fue a verle tocar de niño

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con Kiki Classic Rock (a través de Blabbermouth.net), Glenn Hughes, quien fuera bajista y cantante de Deep Purple, ha recordado cómo conoció a Lars Ulrich (Metallica), que por aquel entonces tenían tan solo nueve años en su primer concierto con la banda.

"Mi primer show con Deep Purple fue en diciembre de 1973 en Copenhage. Recuerdo, con meridiana claridad, que en el hotel, antes del show, había como cincuenta fans en la puerta. Vi a un chavalín, que tendría unos 12 o 13 años (ndr: Lars tenía nueve años), con su padre. Tenía la cara pegada al cristal para poder vernos".

"Salí fuera para hablar con él y resultó ser Lars Ulrich. Él también se acuerda. Fue el que escribió el prólogo de mi libro. Lars es un buen amigo mío, y hemos hablado sobre este momento de cuando era pequeño. Fue un instante que no olvidaré nunca. Fue algo remarcable".

El libro al que se refiere Hughes es 'Deep Purple And Beyond: Scenes From The Life Of A Rock Star', que vio la luz en 2011 y cuenta con el prólogo de Lars Ulrich. El batería de Metallica también fue el encargado del discurso de inducción de Deep Purple en el Rock And Roll Hall Of Fame en abril de 2016.

"Consiguieron la fama a la antigua usanza: trabajaron duro, giraron constantemente, grabaron un disco añl año, a veces dos, sin que les importara su imagen o los elogios de la crítica. Y, en la era dorada del libertinaje en el rock and roll, fueron conocidos sobre todo por su música. En lo que se refería a drogas y a sexo, siempre fueron vistos como caballeros. De hecho, si investigas, lo peor que puedes encontrar de Deep Purple sucedió dentro de la banda, con sus idas y venidas. Tuvieron diez miembros distintos en sus siete primeros años de existencia, catorce en total".

El batería continuó explicando que el virtuosismo de Deep Purple es una de las principales razones del éxito de la banda. "Sabían tocar. Podían improvisar. Estaban en una constante y fiera competición entre ellos para ver quién podía llevar su música a un sitio nuevo, a lo desconocido, pero nunca dos veces al mismo lugar".

RockFM