La guitarrista de Michael Jackson se sincera sobre las agotadoras jornadas laborales del cantante

Orianthi, guitarrista de Michael Jackson, afirma, además, que él era el que más duro trabajaba
La guitarrista de Michael Jackson se sincera sobre las agotadoras jornadas laborales del cantante

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva aparición en el podcast Let There Be Talk (transcrita por Ultimate Guitar), Orianthi, guitarrista de Michael Jackson, ha recordado las extenuantes jornadas de trabajo a las que tenía que someterse su banda para la serie de conciertos 'Is This It' en 2009, poco antes de su fallecimiento.

Como puede que recuerdes, el Rey del Pop iba a dar una serie de 50 conciertos en el O2 Arena de Londres, entre el 13 de julio de 2009 y el 6 de marzo de 2010. Sin embargo, ninguno de estos shows llegó a tener lugar, dado el repentino fallecimiento del vocalista.

Lo primero que Orianthi contó fue cómo acabó entrando en la banda del artista:

“Todo comenzó cuando estaba grabando un disco con Howard Benson. Casi habíamos acabado con el álbum. Estaba trabajando con Diane Warren en el estudio y me llegó un mensaje a través de MySpece que decía: 'Hola, Michael Jackson necesita una guitarrista, eres exactamente lo que está buscando, mañana te vamos a llamar'. Lo firmaban Michael Jackson y su director musical, Michael Bearden”.

“Así que me llamaron los dos y querían que fuera y aprendiera 'Beat It'. Estaba en el estudio con Diane y le dije: 'Me acaba de llegar un mensaje de Michael Jackson y quiere que vaya con él mañana a tocar”, recuerda. “Y ella estaba como: '¿Qué?'. Era una locura. Recuerdo aquel momento. Eran tiempos salvajes”.

“Trabajar con él fue increíble pero después, obviamente, lo que pasó fue devastador. Trabajé con él de forma cercana durante unos cuentos meses y, como mi disco estaba listo, ni siquiera le dije a la discográfica que estaba trabajando con él, aunque se enteraron”.

“Y era como: 'Voy a sacar el disco ahora'. No tenía mucho tiempo, así que fue un momento muy loco de mi vida, cambiando entre ensayar intensamente con Michael a: 'Okey, vamos a publicar tu primer single y vas a viajar por el mundo y todo eso para promocionarlo'”.

“Y no tenía mucho tiempo a nivel mental para pensar demasiado. Así que, honestamente, cuanto pienso en aquella época, lo único que puedo pensar es que era una locura”.

Lo cierto es que Orianthi no tenía tiempo, en gran parte, porque estaba ensayando muchas, muchas horas, entre el Staples Center y The Forum, ambos grandes recintos en Los Ángeles.

“Comenzamos a ensayar y luego nos movimos a The Forum, y, más tarde, Michael reservó el Staples Center y nos pasábamos el día allí”.

“Fueron muchísimas horas. Llegábamos allí sobre las 10 de la mañana y trabajábamos hasta la 1 de la madrugada. Algunos días era antes, pero Michael trabajaba muy duro”.

“Michael trabajaba con bailarines, con el equipo de producción, con los diseñadores de ropa, con la banda... Era agotador verle hacerlo todo”.

“Era como: '¡Dios, esto es muchísimo!'. Y el regreso y la presión de aquello son factores que la gente no considera, volviendo después de todo ese tiempo, y preparando un show. Después, tienes que asegurarte de que todo está perfecto y de la forma que quieres”.

“Y, como artista, creo que todo el mundo podía sentir la presión que él sentía, aunque también la emoción”.



RockFM