El guitarrista “olvidado” de Metallica rompe su silencio: “Lars estaba desesperado”

Quizás no te suene su nombre, pero Lloyd Grant fue guitarrista de Metallica en sus comienzos
El guitarrista “olvidado” de Metallica rompe su silencio: “Lars estaba desesperado”

Tiempo de lectura: 4’

Toda banda tiene sus comienzos y, en estos, es normal que haya integrantes que abandonen el barco antes de tiempo o que queden relegados al olvido. Y es que, cuando un joven danés llamado Lars Ulrich llegó a California con un gran sueño y sin un kit de batería, tuvo que probar bastante antes de encontrarse a su querido James Hetfield y al resto de lo que un día sería Metallica. Una de las personas que llegó a tocar con él fue Lloyd Grant, un guitarrista jamaicano cuya historia merece más crédito de lo que te imaginas. (vía Ultimate Guitar)

Y es que, no en vano, Grant es el autor de “Hit the Lights”, la primera canción que Metallica grabó en su historia, dentro del recopilatorio 'Metal Massacre' (1982). No solo eso, sino que Grant fue la primera persona con la que Lars comenzó a tocar en lo que, un día, sería Metallica.

"Lars ya era un tipo bastante interesante cuando lo conocí. Sabía exactamente lo que quería hacer, aunque en ese momento todavía vivía con sus padres. Yo sólo intentaba entrar en una buena banda, sobre todo una que tocara por la ciudad", recuerda Grant ahora.

"Cuando conocí a Lars”, prosigue, “no tenía una batería completa. Tenía un kit improvisado mientras esperaba a que le llegara un set completo desde Dinamarca, así que al principio era bastante raro tocar con él, aunque seguía sonando bastante bien. Yo iba y normalmente nos sentábamos a escuchar discos antes de tocar, y él me hacía copias de todo lo que me gustaba. Lo repasábamos un poco y la siguiente vez intentábamos tocar las canciones que habíamos escuchado”.

Lo que Grant tiene claro es que Lars sentía una pasión incomparable por la música.

"Antes de que Metallica se convirtiera en una banda, Lars invertía todo su tiempo en la música. Iba a la tienda de discos varias veces a la semana para ver qué novedades llegaban de Europa, escuchándolas, pero también estudiándolas. Incluso cuando se iba de vacaciones a Europa acababa yendo a ver grupos. No me lo podía creer, estaba viendo en directo a los grupos que ambos escuchábamos".

Ambos compartieron su amor por el heavy metal, sin embargo, querían dar un paso más allá.

"En ese momento no había una banda como tal, Lars estaba desesperado por encontrar gente con la que pudiera tocar. Sólo éramos dos tipos que buscaban personas afines, no sólo alguien que pudiéramos tocar, sino alguien con quien nos lleváramos lo suficientemente bien como para vivir juntos."

¿Y a quién se encontró Lars? Sí, a James Hetfield. Lo que pasó, sin embargo, es que el germen de Metallica nació con Grant más apartado que otra cosa.

"Metallica se formó de forma paralela mientras Lars y yo tocábamos juntos, así que no me relacioné demasiado con los otros chicos. Tocábamos en el apartamento de Lars, pero él seguía buscando gente con la que tocar, así que cuando yo no estaba, él también buscaba a otras personas con las que tocar”.

"Lars conoció a mucha gente y tocaba con ellos en el local de ensayo o en su casa, pero conmigo llegó un punto en el que no nos limitábamos a improvisar, sino que tratábamos activamente de escribir canciones. No ocurría a menudo, quizá una vez a la semana, pero recuerdo que una vez trajo a un tipo al ensayo y era James Hetfield. Tenían una cinta y era una primera versión instrumental de 'Hit The Lights', pero en ese momento todavía no había un nombre para la banda".

Las cosas se fueron enfriando con Lloyd y Lars empezó a moverse, cada vez más, con Hetfield y el que sería el primer bajista de Metallica, Ron McGovney. Grant, sin embargo, dejaría una última aportación: el solo de 'Hit the Lights'.

“Creo que paramos de tocar en el momento en el que él comenzó a juntarse regularmente con James y Ron McGovney. Para el momento en el que tuvo la banda entera junta, ya no tocábamos juntos, pero sí que recuerdo que aún así me llamó cuando eran solo Lars, James y Ron para tocar con ellos”.

"Fui y lo repasamos un par de veces, lo que fue realmente increíble. Después recibí otra llamada, esta vez para venir a grabar 'Hit The Lights', para hacer un solo de guitarra porque estaban intentando meter la canción en el recopilatorio 'Metal Massacre'. Literalmente, encendieron una grabadora y me pusieron a hacer un solo, si hubiera sabido el interés que iba a suscitar, le habría dedicado mucho más tiempo".

Como ya sabrás, al final Dave Mustaine (Megadeth) y, más tarde, Kirk Hammett, serían los guitarristas de Metallica. Grant al final acabó dedicándose a otras cosas, fuera del mundo de la música. Mala suerte, pues podría haber formado parte de la banda de metal más grande del planeta.

“Quería ser músico, convertirme en un jugador a tiempo completo, pero no pude hacerlo. Vivía solo y necesitaba un trabajo para pagar las facturas, así que nunca lo conseguí. En ese momento parecía que podías estar en una banda una mañana, se separaban antes del mediodía y tenías otra esa misma noche”, afirma el jamaicano.

"Tres o cuatro personas en una banda queriendo hacer cosas diferentes y luego separándose por ello... Simplemente no podía poner todo mi empeño en eso cuando estaba trabajando, tratando de mantener un techo sobre mi cabeza y mi coche en la carretera".

Aún con todo Grant y Ulrich siguieron siendo amigos y se siguieron mandando cartas hasta, más o menos, la salida del 'Black Album'. Incluso después, el guitarrista “olvidado” de Metallica ha seguido recibiendo invitaciones para eventos especiales y aniversarios, además de quedar con Metallica cada vez que pasan por su ciudad (¡y subiéndose también al escenario!).

"Me parece súper importante que mi nombre aparezca al mismo tiempo que la historia de Metallica. Es bastante interesante, pero obviamente en aquel momento no podíamos predecir el futuro, ¡así que nadie sabía lo que iba a pasar!".



RockFM