Guns N' Roses “no tienen setlist” según la confesión de uno de sus miembros: “Axl le da a un botón”

Richard Fortus admite que Guns N' Roses no tiene una lista de canciones preparada antes de salir al escenario
Shutterstock

Tiempo de lectura: 2’

Con los tremendos -y largos- shows que ofrece Guns N' Roses en directo, no es raro pensar que todo está cronometrado y preparado al milímetro. Sin embargo, ¿y si no fuera así? Al parecer, al menos según dice Richard Fortus, guitarrista de la formación, la banda no sabe lo que va a tocar cuando sale al escenario cada noche y es Axl el que decide, según lo que le apetece, lo que tocará.

En una entrevista con Music Radar (vía Ultimate Guitar), Fortus lo expresó de la siguiente manera: “No, no tenemos un setlist. Axl toca un botón y nos habla por el pinganillo. Nos dice: 'Vamos a tocar esta canción a continuación' o lo que sea. Normalmente nos cuenta chistes”.

Guns N' Roses en España

RockFM estuvo presente en el concierto de Guns N' Roses en el Benito Villamarín de Sevilla. Aquí tienes la crónica y también puedes ver el momento en el que la banda californiana versionó el “Back in Black” de AC/DC.

Como detalle curioso, este concierto marcó en regreso de Guns N' Roses al Benito Villamarín, estadio del Betis, al que no acudían desde 1992, cuando también se marcaron una fecha única tras cancelar su concierto en el Vicente Calderón a causa de la aluminosis que sufría el estadio. Ese concierto también tuvo como invitados especiales a Soundgarden y a Faith No More. Como algunos recordarán, aunque al final todo salió más o menos bien, la actuación de los de Mike Patton provocó una lluvia de objetos al escenario tras que el cantante calentara fuertemente al público. En esta ocasión, fue mucho pacífico, pero, casualidades de la vida, el hecho de que la banda se viera obligada a reprogramar su show sirvió para que su regreso al estadio del Betis sea justo 20 años después de su último show en el lugar.

A principios de este año, Slash le dijo a la revista Classic Rock que “no tenía expectativas” cuando se reunió con Axl y Duff McKagan en 2016. “Axl y yo superamos un bache de negatividad con el que habíamos estado cargando durante mucho años”, dijo. “Fue una conversación simple y sencilla”.

"En todos estos años que hemos estado separados, se ha vuelto súper profesional. Y nunca ha perdido el ritmo durante todo este tiempo. Así que ha sido genial. Ha habido una especie de sinergia que se ha producido en estos últimos seis años que nunca tuvimos en nuestra primera encarnación”.

RockFM