No hay guitarras o amplificadores: la crisis de los chips también llega a la música

El CEO de Fender, Andy Mooney, se sincera sobre la alta demanda de instrumentos, que no puede ser cubierta
No hay guitarras o amplificadores: la crisis de los chips también llega a la música

Tiempo de lectura: 2’

Si bien es cierto que la pandemia ha afectado a la música, también hemos podido ver, en los últimos tres años, cómo el cambio de dinámica vital, sobre todo desde el gran confinamiento, ha llevado al nacimiento de muchísimos nuevos guitarristas, que aprovecharon su tiempo en casa para desarrollar sus dotes artísticas.

Sin embargo, el virus también ha tenido consecuencias imprevistas. La alta demanda de chips, también conocidos como semiconductores, presentes en cada vez más aparatos de nuestro día a día, ha provocado que, en el último año, en el que la producción, por motivos evidentes, también es más lenta, haya una acuciante escasez de recursos. ¿Qué significa esto? Pues que, como lo mismo has vivido en tus propias carnes, te toca esperar -o no hay stock- cuando te quieres comprar un coche, una videoconsola, un electrodoméstico o, sí, también un pedal o amplificador para tu guitarra eléctrica.

En una nueva entrevista con CNBC (vía Ultimate Guitar) el CEO de Fender, Andy Mooney, ha explicado que un estudio realizado por la empresa señalaba que había “16 millones” de personas que habían decidido aprender a tocar un instrumento desde el comienzo de la pandemia. Durante el último año, de hecho, las guitarras se han visto encarecidas en un 10%, pero eso, según Mooney, no ha afectado a la demanda.

“Es verdaderamente destacable la demanda que hay ahí fuera. La gente quiere usar su tiempo en casa sabiamente e invertir en actividades que les hagan sentir bien”, explica.

Además, la demografía de los nuevos guitarristas es mucho más variada: “Casi dos tercios de los nuevos guitarristas tenían entre 16 y 34 años. La audiencia es mucho más diversa que nunca”.

Sin embargo, como te indicábamos más arriba, Fender, como otras compañías, está teniendo serios problemas a la hora de conseguir cubrir toma la demanda que hay actualmente. Tal y como están las cosas, puede que la situación no llegue a un punto de equilibro al menos hasta dentro de unos meses, y eso siendo optimistas.

“Toda la industria se enfrenta al mismo desafío. Quiero pensar que hemos lidiado con los problemas mejor que parte de la competencia. Sin embargo, todo el mundo tiene los mismos obstáculos”.

Si no fuera suficiente con la falta de semiconductores, que son tan escasos como preciados ahora mismo, los problemas con el transporte a raíz de la pandemia tampoco están siendo fáciles de sortear. Sin embargo, el responsable de Fender tiene fe en que todo saldrá bien.

“Creo que al final va a acabar mejorando. Creo que la gran pregunta es cuándo. No somos optimistas en el sentido de que las cosas vayan a mejorar ahora de forma significativa, esto va a seguir así por lo menos dos, o quizás tres, trimestres”.

RockFM