El hijo de Eddie Van Halen destapa la "estafa" de la subasta de las emblemáticas guitarras de su padre

Tras venderse sus guitarras por 422,050 dólares, el hijo de Eddie Van Halen destapa la verdad
El hijo de Eddie Van Halen destapa la "estafa" de la subasta de sus emblemáticas subastas

Tiempo de lectura: 2’

Tal y como informa Loudwire, tres guitarras pertenecientes a Eddie Van Halen han sido vendidas en una subasta, llegando a alcanzar el desorbitado precio de 422,050 dólares. Ahora, sin embargo, su hijo ha esclarecido varios detalles sobre el origen de estos instrumentos y se ha mostrado indignado con aquellos que los han sacado a subasta, afirmando que pertenecen más a un museo que a la casa de algún -asquerosamente rico- desconocido.

La guitarra más cara de las tres ha sido una Kramer que Eddie le regaló a su amigo cercano Bryan Cush y que ha alcanzado un precio de 231,250. Según se afirma, la Kramer fue construida por Eddie Van Halen y su técnico de guitarras en su estudio 5150.

La siguiente hacha era una Charvel, que, según se afirma, fue tocada por Eddie en San Antonio, Texas, en 2004 y que tiene, además, una quemadura de cigarrillo en el frente. Esta se ha vendido por 140.800 dólares.

Por último, la última guitarra fue la utilizada por el niño actor Bryan Hitchcock en el videoclip de "Hot for Teacher", que ha alcanzado un precio más "razonable" de "tan solo" 50.000 dólares.

Su propio hijo, Wolfgang Van Halen, ha mostrado su desaprobación con esta subasta, destapando, además que ninguna de las guitarras vendidas fue utilizada por Eddie Van Halen sobre un escenario, ni siquiera la Charvel, que se ha promocionado como tal.

"El titular debería ser: 'Tres guitarras con rayas fueron vendidas en una subasta benéfica'. No fueron guitarras utilizadas sobre el escenario. Yo no he tenido nada que ver con esto", afirma Wolfgang. "Nunca jamás pienso vender ninguna de las guitarras de mi padre. El único sitio al que podrían pertenecer, en cualquier caso, sería a un museo".

"Una fue un regalo. No se me ocurre quién podría haberlo cedido. El tiempo a veces hace locuras", dijo Wolfgang, antes de enterarse de que, además, la subasta no era benéfica. "Oh, espera, volvamos atrás. La subasta no era benéfica, solo se están aprovechando de que mi padre está muerto. Vaya sorpresa. Qué les den".

Las tres guitarras fueron parte de una subasta del evento Icons & Idols que realiza la empresa Julien's Auctions. En ella más de 900 objetos dedicados a la cultura pop fueron vendidos, incluyendo bienes de Kurt Cobain, Elvis Presley, David Bowie o Little Richard. La Kramer de Eddie Van Halen fue el objeto que más caro se vendió en los dos días de subasta.

¿Y a ti? ¿Te parece ético que se subasten objetos de músicos recientemente fallecidos y de dudosa autenticidad?

RockFM