El hombre que acuchilló a una mujer diciendo escuchar las voces de los miembros de Metallica es declarado inocente

Tendrá que ser ingresado en un hospital psiquiátrico, pero no en la cárcel
El hombre que acuchilló a una mujer imaginando las voces de los miembros de Metallica es declarado inocente

Tiempo de lectura: 2’

Un hombre australiano de 27 años que intentó asesinar a una mujer de 30 diciendo escuchar las voces de James Hetfield y Lars Ulrich, frontman y batería de Metallica, ha sido declarado inocente del cargo de asesinato y será mandado a un hospital psiquiátrico, pero no a la cárcel, según informa ABC News.

Todo sucedió en los cuartos de baño del Parabanks Shopping Centre, un centro comercial de Salisbury, en julio de 2018. El hombre alegó escuchar las voces de los dos miembros de Metallica así como la del diablo impulsándole a perpetrar el asesinato.

Aparentemente este individuo, Jai Penning, sufría de psicosis a causa de una esquizofrenia cuyo tratamiento médico no estaba teniendo efecto. Además, se encontraron restos de cocaína, éxtasis y anfetaminas en el sistema del asesino, aunque, según el juez, no representaron una causa sustancial a la hora de perpetrar el crimen.

El juez Sam Doyle ha afirmado que las alucionaciones del acusado eran "voces de miembros de la banda de heavy metal Metallica, particularmente del cantante principal, James Hetfield y del batería Lars Ulrich, asi como del diablo".

"Según el señor Penning, acabó siendo gradualmente abrumado por las voces. Le persuadían para quitarse la vida pero, antes de hacerlo, le animaron o le condujeron a llevar a cabo el ataque que cometió. El lugar y la víctima fueron, esencialmente, aleatorios".

El juez continúa explicando que la víctima estaba sola en los baños cuando escuchó a alguien entrar sobre las 19:30. "Cuando salió del cubículo, fue confrontada por un hombre, no conocido por ella".

El hombre habría atacado a la víctima, empleada de la limpieza del centro comercial, en repetidas ocasiones, provocando heridas que pusieron en riesgo su vida pero que, por suerte, no acabaron con ella. Tras desmayarse, la mujer habría recuperado la conciencia y habría llamado para pedir ayuda, mientras que Penning desapareció de la escena del crimen.

Aparentemente, el asesino habría buscado términos como "psicótico" y "alegato de locura" en Internet después del crimen, consciente de que iba a ser arrestado. Por el momento, Penning ha sido ingresado en un hospital psiquiátrico local y el juez Doyle ha decidido no poner fecha, por el momento, a una hipotética puesta en libertad del acusado.

En cualquiera caso, el juez impondrá una pena de privación de libertad bajo supervisión de profesionales de la salud mental. Al no haber sido declarado mentalmente competente, como hemos dicho anteriormente, no se ha determinado el tiempo que durará. Su caso volverá a valorarse en septiembre.

RockFM