Ian Gillan (Deep Purple) se resigna ante el comportamiento más molesto que pueden tener los fans

El cantante de Deep Purple no entiende por qué lo hacen, pero admite que lo acepta
Ian Gillan (Deep Purple) se resigna ante el comportamiento más molesto que pueden tener los fans

Tiempo de lectura: 2’

En una reciente entrevista con Fox News, el cantante de Deep Purple, Ian Gillan, habló sobre cómo le hace sentir uno de los comportamientos más molestos que los fans pueden tener con las bandas (al menos desde el punto de vista de algunos artistas): grabar el concierto con el móvil.

"Al principio era raro. ¿Por qué va a grabarte alguien en un show cuando ellos están allí y se están perdiendo la experiencia? Pero las generaciones cambian. Resistirse a esta nueva ola se ha convertido en algo a lo que es inútil resistirse. Nos acabamos teniendo que acostumbrar a ello. De hecho, resulta agradable ver a todo el mundo sosteniendo sus móviles en el aire cuando, en su día, eran mecheros. Inicialmente, no entendía por qué todo el mundo tenía que compartirlo todo y estar todo el rato comunicado. Ahora, con la pandemia, le doy gracias a Dios por ello. Mi teléfono no ha parado de sonar gracias a amigos y gente que me deseaba cosas buenas de todo el mundo. Puede que no siempre lo entienda, pero es que ya soy muy viejo", dijo el músico.

Pese a todo, no han sido pocos los músicos que han criticado a los fans por grabar sus conciertos con el teléfono móvil. Uno de los principales críticos con esta práctica no es precisamente viejo. Hablamos de Corey Taylor, cantante de Slipknot y Store Sour, que ha afirmado, en varias entrevista, que entiende que la gente quiera hacer fotos, o incluso grabar, pero que no puede soportar que la gente esté mirando a la pantalla de sus teléfonos en lugar de al show. "El concierto está aquí mismo. ¿Tanto miedo te da la vida real que no puedes hacer nada fuera de tu pantalla de cuatro por cuatro? Uggh. Es muy raro".

Sebastian Bach, quien fuera cantante de Skid Row, ya le pedía a sus fans, hace cinco años, que se guardaran los móviles y que se limitaran a ver el concierto. "Estad en el momento. Estáis distraídos y distrayendo al intérprete también. ¡Guardad vuestro puto móvil, joder! Ni siquiera vais a ver el vídeo".

Si nos remontamos a 2012, incluso, podremos ver cómo Bruce Dickinson criticó en directo a un fan por utilizar un teléfono para mandar mensajes durante un show de Iron Maiden.

Por último, Guns N' Roses, cuando dio su primer concierto de reunión en el Trobadour de Los Ángeles, decidió hacer del show uno libre de teléfonos móviles. Duff McKagan, después, agradeció que el show fuera de esta clase porque le traía de vuelta "una sensación de la vieja escuela".

RockFM