Ian Hill bajista de Judas Priest, se moja y elige sus 10 temas favoritos de la banda, ¿coincides con él?

El bajista de Judas Priest se moja y hace un repaso a sus 10 temas favoritos de toda la historia de su banda
Ian Hill bajista de Judas Priest, se moja y elige sus 10 temas favoritos de la banda, ¿coincides con él?

Tiempo de lectura: 4’

Ian Hill, bajista y el único miembro que ha permanecido incólume enlas filas de Judas Priest ha concedido una entrevista a Loudersound, para hablar de sus 10 temas favoritos de su banda. He de confesar que este tipo de declaraciones me encantan, no sé, un tipo que lleva media vida en un escenario, en una de las bandas más grandes, todavía es capaz de sentarse y charlar con alguien y explicarle, con tanta pasión sus temas favoritos...los rockeros están hechos de otra pasta. No solo nombra las canciones, explica las razones y cuenta anécdotas sobre ella que tal vez desconocías. Te propongo que vayas escuchándolas según las nombra, fijo que las oyes de otra manera.

Rocka Rolla de 1974: "La gente cree que el heavy metal surgió de la noche a la mañana, pero tardó casi una década entera en llegar a pleno rendimiento. Al principio todo era muy ecléctico, basta con ver el Top Of The Pops de aquella época; Helen Shapiro una semana, Cream o Jimi Hendrix la siguiente. Todo era música pop, incluso el blues; nadie decía "no voy a escuchar esto porque es heavy metal" o lo que fuera, era una gran escena ecléctica. Dying To Meet You es una extensión de eso, muestra la versatilidad de la banda con pasajes suaves, pasajes rápidos, silenciosos/ruidos - ¡rock, funk y jazz todo en una canción!"

Sin After Sin, 1977: " Aunque es una canción de rock básica y la hicimos en veinte minutos más o menos, tiene un sonido de rock crudo que es fenomenal. El riff es salvaje; me encanta tocarlo en directo y al público también le encanta, pero obviamente con los nuevos álbumes las canciones acaban pasando de largo y ésta ha caído y reaparecido unas cuantas veces a lo largo de los años."

Stained Class, 1978: " De este disco me quedo con Better By You, Better Than Me. Nos causó muchos problemas más adelante, cuando nos llevaron a los tribunales por mensajes subliminales. Pensamos que estaban bromeando cuando alguien nos lo dijo por primera vez, pero lo siguiente que supimos fue que estábamos en un avión a Reno para comparecer ante el tribunal con toda esa gente con pancartas cantando fuera. Sus abogados también eran buenos: hubo momentos en los que pensamos que lo habíamos conseguido. Y lo que es peor, la canción sólo estaba allí porque CBS nos pidió que la añadiéramos después de la grabación, ¡y al final ni siquiera se publicó como single!"

British Steel, 1980: "The Rage tiene algo bastante raro para nosotros... ¡un arranque de bajo! Es otra que muestra nuestra versatilidad, con esta apertura reggae antes de pasar a una épica balada semi-power, casi dos estilos de canción totalmente diferentes. Surgió porque Ken o Glenn, me pidieron que metiera algo fuera de ritmo por encima y eso es lo que se me ocurrió, mientras que Dave metió el ritmo 'chucka-chucka' por encima de las guitarras. Todo se definió sobre el British Steel: nuestro sonido, nuestra imagen, etc., y eso nos llevó básicamente a la carretera hasta Defenders Of The Faith".

Screaming For Vengeance, 1982: "De este disco escojo "You've Got Another Thing Comin'. Fue básicamente la canción que nos dio a conocer en la radio: Europa, EE.UU., Japón... en todos los lugares la ponían a tope. Creo que es la única canción de Priest que se escucha en la radio AM y contribuyó en gran medida a nuestro éxito en los Estados Unidos. Conseguimos seguridad financiera y hubo un gran respiro de alivio al poder tomarnos más tiempo para afinar las cosas entre discos".

Defenders Of The Faith, 1984: "¡Me quedo con Freewheel Burning! El tema alcanza la máxima velocidad pronto y se mantiene ahí. Lo grabamos en Miami y acabamos celebrando una gran fiesta con el productor, Tom Allom. Mi mejor recuerdo es el de Tom sentado al piano tocando Freewheel Burning y haciendo muecas, gritando "¡Freewheel Gurning! Tal vez había que estar allí... Estuvimos muy cerca de convertirnos en una moda, y lo que pasa con las modas es que acaban pasando de moda. Sin embargo, fue una época estupenda: algunos de los conciertos que hicimos fueron absolutamente enormes; podíamos tocar hasta 20.000 personas por noche".

Painkiller, 1990: "No puedes tener una lista de canciones de Priest sin incluir el tema Painkiller. Scott Travis nos abrió nuevos caminos con un trabajo de bajo-tambor más rápido del que Dave nos había dado. Scott es uno de los mejores baterías del mundo, incluso hoy en día parece mejorar. Painkiller definió nuestra nueva dirección, aunque creo que podríamos haber evitado la marcha de Rob si hubiéramos manejado las cosas de forma un poco diferente, para ser sinceros. Pero lo que pasó, pasó".

Angel of Retribution, 2005: "Escribimos algunas grandes canciones con Ripper, es un cantante asombroso, pero cuando intentas elegir sólo diez canciones es imposible destacarlas. La gente estaba muy emocionada cuando Rob se reincorporó para Angel of Retribution. Judas Rising es la primera canción de ese álbum y ¡qué manera de volver! La volvimos a tocar en la última gira y la gente se sorprendió de lo poderosa que sigue siendo esa canción".

Redeemer of Souls, 2014: "Ken decidió retirarse antes de Redeemer Of Souls pero por suerte encontramos un gran guitarrista en Richie Faulkner. En cuanto le oímos tocar se acabó todo, algunas de las cosas que hizo en Redeemer... son tremendas y Halls of Valhalla destaca como una pieza de producción realmente brillante. Tengo muy buenos recuerdos de cuando toqué eso en directo, cuando miré entre bastidores a nuestro equipo y estaban todos sentados en una fila fingiendo que remaban. Me maté de risa con eso, pero es una canción tan grande y me encanta tenerla en el set".

Firepower, 2018: "Sinceramente, podría haber metido todo el disco de Firepower, sé que la gente suele decir que su último disco es el mejor, pero yo creo que es el mejor disco que hemos hecho, la cúspide de lo que hemos estado haciendo durante más de 50 años. El doble de Guardians como introducción a Rising From Ruins resulta muy apropiado desde el punto de vista de la pandemia, pero también es una pieza de producción épica que fácilmente podría haber aparecido en una película, especialmente con esa pieza de piano como introducción. Creo que hace una enorme declaración sobre quiénes somos ahora y quiénes hemos sido siempre".

Hasta aquí el decálogo de Ian Hill, ¿estás de acuerdo? ¿Qué temas crees que debería haber incluido?

RockFM