Ian Paice (Deep Purple) y el origen de “Smoke On the Water”: “Podría haber sido una prueba de sonido”

El batería de Deep Purple narra cómo fue el nacimiento de uno de los himnos más conocidos de la historia del rock
Ian Paice (Deep Purple) y el origen de “Smoke On the Water”: “Podría haber sido una prueba de sonido”
Shutterstock

Tiempo de lectura: 3’

En una nueva entrevista para Hangin' & Bangin': Artists On Lockdown (vía Blabbermouth.net), Ian Paice, batería de Deep Purple, ha recordado cómo fue el nacimiento de uno de los himnos más reconocibles y emblemáticos de la historia del rock, “Smoke On the Water”, cuyo riff ha sido uno más emulado por guitarristas de todo el mundo, desde principiantes hasta expertos. El tema formó parte del álbum 'Machine Head' de 1972.

La historia de la canción es bien conocida. El primer track grabado para el disco, se inspiró en el incendio del casino de Montreux, en Suiza, localidad donde la banda se asentó para trabajar en el redondo, durante un concierto de Frank Zappa.

Su grabación, además, fue un caos, porque Deep Purple fueron expulsados del estudio improvisado que habían creado -en su hotel- utilizando colchones y cartones de huevo por la mismísima policía. Tocar a altas horas de la madrugada resultó no ser del agrado de aquellos que andaban alrededor de la banda. Lo más curioso es que la canción no iba a formar parte del disco hasta que uno de los ingenieros señaló que faltaba un track para completarlo.

Ahora, Paice recuerda aquella cómo Deep Purple le dio forma a la canción: “Cuando comenzamos a grabar el disco, el casino ya se había quemado. Y ahí es donde íbamos a realizar las grabaciones... Ya solo quedaban unas ruinas ennegrecidas así que teníamos que encontrar otro lugar donde hacerlo”.

“El tipo que llevaba el festival nos dijo: 'Mirad, podéis grabar en este salón de baile'. Así que ahí nos pusimos. Estábamos intentando encontrar nuestro sonido. Ritchie Blackmore tenía este riff: 'Vamos a probar a tocar la canción del dah-dah-dah'. '¿Pero cómo la vamos a empezar?' Entonces dije: 'Intenta tocar el riff, yo haré algo con el hi-hat y de ahí vamos construyendo'”, recuerda Paice.

Pero estábamos en un salón viejo y con mucho eco. Montreux, en esa época del año, se iba a dormir. Es un lugar de veraneo, ahí no se hace esquí, está a una altura demasiado baja. Pero tiene el lago y todo lo demás. Así que, para las 10 de la noche, todo el pueblo está comatoso. Y una banda de rock se pone a tocar en un salón de baile antiguo que tiene muchísimo eco. Cuando llevábamos unos 10 minutos, la policía... Vimos unas luces azules a través de la ventana. Estábamos acabando una toma, creo que lo hicimos en dos”, prosigue el batería de Deep Purple.

“En cualquier caso, el productor Martin Birch dijo: 'No dejéis que ente nadie'. Los roadies bloquearon la puerta hasta que acabamos con la toma. Entonces los agentes entraron y dijeron: 'Se acabó, no podéis seguir haciendo esto'. Así que nos tuvimos que volver a mover. Al final acabamos yendo al Grand Hotel, que era un hotel que estaba cerrado por ser invierno. Nos olvidamos de la canción. Cuando la grabamos, solo estábamos intentando hacernos con nuestro sonido. Cuando acabamos con el disco, nos dimos cuenta de que nos faltaban algunos minutos por llenar, lo que teníamos no duraba lo suficiente como para tener un disco entero”.

Entonces, tal y como recuerda Paice, “Smoke on the Water” volvió a ser una idea, no sin antes plantearse otras opciones: “Teníamos un tema que podíamos meter, era una balada, 'When A Blind Man Cries'. Pero Ritchie no quería la canción más lenta en el disco, quería que fuera todo animado. Así que pensamos: '¿Y si metemos la canción que grabamos en el salón de baile?' 'Vamos a escucharla. Suena guay, suena bien'. Todavía no le habíamos puesto letra, así que Ian Gillan y Roger Glover se pusieron con ello. Roger miró su libro de notas y tenía escrito lo que recordaba sobre cómo se sintió al ver las llamas del incendio. La corriente de las montañas empujó el humo hacia el agua. De ahí salió el título de 'Smoke on the Water'. Dije: '¿Por qué no escribimos una canción sobre cómo hicimos el disco?'. Y así es como completamos la canción y cómo acabó en el disco. De otra forma, se hubiera perdido como una prueba de sonido”.

RockFM