Ian Paice habla sobre la marcha de Ritchie Blackmore de Deep Purple: "Fue bastante traumático"

El batería asegura que a la banda jamás le preocupó no tener otro gran hit como "Smoke on the Water"
Ian Paice habla sobre la marcha de Ritchie Blackmore de Deep Purple: "Fue bastante traumático"

Tiempo de lectura: 3’

El batería de Deep Purple, Ian Paice ha concedido una nueva entrevista donde ha confesado uno de sus mayores temores en lo que a su historia profesional se refiere: “la marcha de Ritchie Blackmore”. Las declaraciones las ha dado al " Paltrocast With Darren Paltrowitz" y asegura que jamás pensó en dejar de pubñicar material y que no estaban preocupados por no conseguir un nuevo gran éxito: "No creo que nos preocupara tener éxitos en primer lugar. Era una época en la que los grupos de pop hacían singles y los de rock, álbumes. Mientras siguiéramos sacando álbumes que parecieran gustar a la gente, no nos preocupaba tener un éxito; si aparecía, era como un extra"

Al contrario, con la marcha de Blackmore, ahí Paice sí reconoce que le afectó: "El único momento en el que nos preocupamos fue hacia el final de la etapa de Ritchie Blackmore en la banda, ya que estaba perdiendo interés y las actuaciones de la banda no eran muy buenas porque necesitas que todos se ayuden entre sí; no puedes ser un pasajero. Y vimos que las audiencias eran cada vez más pequeñas y menos impresionantes, y eso era preocupante. Y cuando Ritchie decidió marcharse, fue bastante traumático, porque no sabíamos qué hacer entonces".

“Hay vida después de Blackmore”

Cuando contrataron a Purple para actuar en Japón, Paice asegura que no fue un golpe tan grande porque tenían a uno de los mejores, Joe Satriani: "Y si no nos hubieran contratado para ir a Japón, todo se habría venido abajo entonces. Pero tuvimos que ir a Japón, con el maravilloso Joe Satriani como sustituto y eso demostró que hay vida después incluso de alguien tan grande como Ritchie. Él no quería estar allí, pero era tanto nuestra banda como la suya. Y seguíamos divirtiéndonos. Empezamos a divertirnos de nuevo cuando Joe apareció y se convirtió en un quinto miembro de la banda, aportando su granito de arena. Así que esa fue la luz al final del túnel".

Y añadió: "Todo el mundo sabe que intentar recuperar esos días de principios de los 70 nunca va a suceder. El mundo ha cambiado, la música ha cambiado y nosotros somos diferentes. Pero se trata de divertirse. Y si haces que otras personas se diviertan contigo, no pasa nada, es un buen producto final".

Las declaraciones de Glover

Los comentarios de Paice vienen a ser una continuación de los que ya hicera su colega Roger Glover, el bajista de Deep Purple el año pasado (vía Blabbermouth.net) donde aseguraba que fue una "época turbulenta" para él y sus compañeros cuando Blackmore dejó el grupo definitivamente en noviembre de 1993 después de un concierto en Finlandia. "Fue una sorpresa para mí cuando Ritchie entregó su aviso y dijo que no quería tocar más conciertos después de Helsinki", dijo. "Y nosotros estábamos de gira en ese momento. Fue muy difícil de asimilar. De alguna manera estábamos decididos a seguir, si él iba a hacer eso. Joe Satriani fue un sustituto temporal, que nos mostró la forma en que podíamos existir sin Ritchie. Pero sentí muy fuertemente que no se puede reemplazar a Ritchie. Él es quien es, y no hay manera de reemplazarlo".

Además Glover aseguró que tras la entrada del nuevo guitarrista, Steve Morse, lo único que le importaba es que fuese él mismo: " Hay miles de guitarristas que saben tocar, pero hay muy pocos que destaquen por ser muy individuales y diferentes a los demás. Y sentí que Steve presentaba eso. Cuando nos conocimos, me preguntó: "¿Qué quieres de mí?" Le dije: "Quiero que seas tú mismo. No puedes estar en la banda si no eres tú mismo, al cien por cien'. Y me dijo: "¿Puedo tocar cualquier cosa? Le dije: "Sí. Cualquier cosa servirá. Te haremos saber si lo queremos o no'".


RockFM