El increíble gesto del hijo de Ozzy Osbourne con los refugiados ucranianos: "Harto de los que posturean"

Jack Osbourne compartió con todos sus seguidores su periplo por la frontera entre Ucrania y Rumanía
El increíble gesto del hijo de Ozzy Osbourne con los refugiados ucranianos: "Harto de los que posturean"

Tiempo de lectura: 2’

Son muchas las caras conocidas del mundo del arte que se han volcado en ayudar a los ucranianos desde que su país fuese invadido por Rusia. La guerra sigue su curso y las personas afectadas por la contienda bélica se cuentan por millones. De ahí que toda ayuda y solidaridad sea tan bienvenida. Una de las últimas caras conocidas que ha participado es Jack Osbourne.

Y es que, la comunidad del rock y del metal de todo el mundo se ha movilizado de forma admirable y está tratando de echar una mano al pueblo ucraniano en todo lo que sea necesario. El propio Osbourne ha sido el encargado de compartir con todos sus seguidores a través de su cuenta de Instagram, cómo ha sido su periplo por suelo Europeo con el único afán de ayudar a las personas afectadas por este guerra.

Unido a una organización llamada Third Wave Volunteers, Osbourne se encargoó de proporcionaron ayuda médica a huérfanos con necesidades especiales que fueron evacuados de su país de origen. Para ello, se trasladó a la frontera entre Ucrania y Rumanía y lo contaba de estar manera en su ‘post’.

“He dudado mucho en publicar esto porque no lo he hecho para llamar la atención y estoy harto de ver gente que hace cosas por causas sólo para poder publicarlas. Lo hice porque me sentí obligado a ayudar y publicar una bandera o lo que sea no me parece suficiente”, comenzaba explicando el hijo de Ozzy Osbourne.




“La semana pasada volví de un viaje increíblemente revelador y profundo a la frontera entre Rumanía y Ucrania. Fui voluntario con una organización llamada @thirdwavevolunteers. Nos encargaron proporcionar ayuda médica a los huérfanos con necesidades especiales que estaban siendo evacuados de Ucrania con la ayuda de otra ONG”, seguía detallando.

“Aunque mientras estuve allí no pudimos sacar a los niños, la ONG ha empezado a evacuarlos ahora, afortunadamente. Vi aspectos de la humanidad en su peor momento, pero también en el mejor. Mientras trabajaba en la frontera, vi oleadas y oleadas de refugiados, principalmente mujeres y niños, que huían de su país con la esperanza de encontrar seguridad”, confesaba Osbourne.

El miedo y la incertidumbre era el sentimiento más común que se manifestaba. La frontera rumana estaba organizada y llena de recursos. Se pueden ver las noticias todo el día, pero ni siquiera llegan a retratar la historia real. Me gustaría dar las gracias al equipo con el que trabajé, por seguridad no los nombraré aquí, pero ya saben quiénes son”, terminaba contando.


RockFM