El increíble gesto de Gene Simmons (Kiss) cuando el bajista de Anthrax se coló en su estudio de adolescente

El bajista de Anthrax, Frank Bello, recuerda la confusión de Gene Simmons en aquel momento
El increíble gesto de Gene Simmons (Kiss) cuando el bajista de Anthrax se coló en su estudio de adolescente

Tiempo de lectura: 2’

El bajista de Anthrax, Frank Bello, afirma que nunca olvidará el gesto de odio de Gene Simmons cuando interrumpió una sesión de estudio de Kiss. (vía Ultimate Classic Rock)

El incidente tuvo lugar en 1983. Bello, que no tendría más de 18 años en aquellos tiempo, afirma que fue obligado, por un amigo, a entrar en el edificio de Nueva York en el que Kiss estaban granbando 'Lick It Up'.

“Fui con Tommy, llegamos a la puerta del estudio... y Tommy quería entrar”, recuerda ahora Bello. “Dije: 'Tommy, no puedes entrar. Les esperamos aquí hasta que salgan'. Y me dijo: 'No, quiero entrar'. Llamó al timbre. Yo estaba asustadísimo. No podía creerme que lo hubiera tocado... Tenía muchísimo miedo de que Kiss nos odiara si hacíamos aquello”.

“Cuando una voz vino del intercom, Tommy dijo: 'Estamos aquí para ver a Gene Simmons' y la puerta se abrió. Se me paró el corazón... mis pies estaban andando con tembleque, acercándose al ascensor del lugar. Estaba como: 'Tommy, no puedo entrar'. Y él me dijo: 'Venga'. Así que se abrió la puerta del ascensor, subimos y no quería salir de allí”.

Tommy insistió y Bello, finalmente, salió del ascensor. Desde su punto de vista, solo se podían ver unas piernas que calzaban botas apoyadas sobre una mesa, pero la identidad de la persona estaba escondida detrás de una pared. “Es Gene Simmons”, reparó Bello al avanzar un poco. “Está viendo la televisión, tiene un plato de galletas, lleva una en la mano, se gira... y su cara se hundió en el más absoluto desconcierto. Tommy dijo: 'Hola Gene, ¿qué tal?'. Y él, sin esperar un momento, nos dice: '¿Qué hacéis aquí?', sin soltar la galleta de su mano. Aún recuerdo su cara”.

Cuando Tommy le dijo que venían a escuchar el nuevo disco, Simmons les repondió: “¿No veis que estoy trabajando? ¿Cómo os sentiríais si fuera a vuestra casa y me sentara en vuestro salón mientras estáis haciendo algo?”. Pero Tommy no iba a parar. “Gene, en aquel punto, se rindió, y yo no podía poner en marcha el ascensor, así que Gene simplemente nos dijo: '¿Os gustaría escuchar una canción?'”.

Gene Simmons, entonces, dejó a ambos escuchar el tema “Young and Wasted”, que estaba en proceso de producción. “Era una gran canción”, recuerda Bello. “Entramos ahí, los chicos más felices del mundo... en el séptimo cielo en aquel punto. Para cuando salimos, Gene todavía estaba sentado en el sofá. '¿Os ha gustado?' Nos encantó, no podíamos decirle suficientes halagos, fue genial y sonó maravillosamente, su voz lo petó. Nos dijo: 'Ahora, ¿puedo volver al trabajo?'. Fue uno de esos momentos en la vida en los que tu héroe no te decepciona”.



RockFM