La increíble historia del cambio de cantantes de Black Sabbath

El guitarrista de Black Sabbath recuerda al legendario cantante 
ctv-7zi-black-sabbath-dio

Tiempo de lectura: 2’

En recientes declaraciones para Planet Rock, el que fuera guitarrista de Black SabbathTony Iommi ha recordado lo mal que funcionaba la banda en 1979 y cómo trabajar con Ronnie James Dio supuso un soplo de aire fresco. 

“Creo que el mayor problema comenzó con las drogas. Habíamos estado lejos durante mucho tiempo y, en ese punto, habíamos girado mucho, habíamos girado muchísimo. Llegamos a un punto en el que necesitábamos sacar otro álbum, así que nos fuimos a Los Ángeles a grabarlo. Teníamos una casa en la ciudad donde íbamos a estar 11 meses ensayando dentro de ella. Básicamente, no hicimos nada en ningún momento. Nos salieron algunos riffs y cosillas, pero nunca llegamos a conseguir una canción completa. Todo se estaba desmoronando. Todo el mundo tenía sus cuartos individuales. Al final del día, todo acababa en desastre, ni siquiera estábamos produciendo nada. Era muy difícil porque yo podría haber dicho: 'Ozzy es el primero que tiene que irse', pero era muy difícil. Teníamos que hacer algo. Era yo el que solía coger las cosas e ir a hablar con la compañía discográfica. '¿Cómo van los ensayos? ¿Cómo va el proceso compositivo?', decían. 'Oh, ¡genial!', les contestaba yo. Mentira. '¿Cuándo podremos escuchar algo nuevo?' '¡Muy pronto!'. No teníamos nada. Conseguimos juntar algunas ideas musicales, pero casi nada de los tracks de voz”, relató Tony. El guitarrista explicó, después, que la banda se estaba quedando sin dinero y que Ozzy estaba cada vez peor. Al final todo se redujo a dos opciones: dejarlo o echar a Ozzy y buscar otro cantante. 

“Hubiéramos estado a punto de dejarlo, todo iba de mal en peor. Necesitábamos algo para animarnos, para ir hacia arriba. Esa fue la razón por la que echamos a Ozzy y le reemplazamos por Dio, eso supuso un nuevo comienzo. Teníamos a alguien nuevo que nos dio otro punto de vista. Él cantaba todos los riffs que componíamos porque es decepcionante cuando te salen y no se hace nada con ellos. Entonces comienzas a pensar: '¿Qué voy a hacer?' Y Ronnie venía y se los tocaba a él. Entonces, al instante, él comenzaba a cantarlos. Todos vivíamos en la misma casa de Bel Air. Convertimos el garaje en un estudio. Íbamos allí y tocábamos. Cuando vino Ronnie, comenzamos a tocar en directo y era genial. Él solo cantaba dejándose llevar de una forma brillante. En cuanto Dio comenzó a involucrarse, la manera de componer también cambio. Yo podía tocar de otra manera, por alguna razón. Ozzy cantaba mucho en en los riffs y los seguía, Ronnie cantaba entre las cosas, no siempre en los riffs. (…) Fue genial trabajar ocn él, porque podías tocar cualquier cosa aunque no fuera reconocible normalmente. Después, comenzó a aportar ideas, poco a poco porque, al ser nuevo, no quería molestarnos. Creo que la primera que acabó cantando fue “Children of the Sea”. Habíamos tenido ese riff durante un tiempo y él comenzó a cantarlo. Las cosas que hizo al principio fueron geniales”, finalizó el artista. 

RockFM