La inducción de Deep Purple en el Rock and Roll Hall of Fame fue desagradable y tensa: "Es obvio si te fijas en el lenguaje corporal"

Glenn Hughes desvela cómo fue, realmente, la inducción de Deep Purple al Rock and Roll Hall of Fame
La inducción de Deep Purple en el Rock and Roll Hall of Fame fue desagradable y tensa: "Es obvio"

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con eonmusic (vía Loudersound), Glenn Hughes ha explicado la realidad detrás de la tensa inducción de Deep Purple al Rock and Roll Hall of Fame en 2016, además de afirmar que su relación con la formación actual de la banda dista mucho de ser buena. El que un día fuera vocalista y bajista de Purple, que subraya lo que ya dijera David Coverdale (Whitesnake) hace unos meses, ha afirmado que la tensión "es obvia si te fijas en el lenguaje corporal".

El músico, que ahora es el frontman de The Dead Daisies, ha explicado esta historia mientras promocionaba su nuevo disco, 'Holy Ground', que verá la luz el próximo día 22 de enero.

En la ceremonia del Rock and Roll Hall of Fame en 2016, Hughes y Coverdale fueron inducidos junto a sus antiguos compañeros Ritchie Blackmore, Rod Evans, el difunto John Lord y los actuales miembros de la banda: Ian Gillan, Roger Glover e Ian Paice. Sobre el evento, Hughes ha destacado que "fue algo difícil estar cómodos por culpa de, digamos, ciertos 'problemas con nuestras personalidades'".

Hughes, que fue miembro de las formaciones Mk III y Mk IV de Deep Purple, además de aparecer en 'Stormbringer' (1974), 'Burn' (1974) y 'Come Tate the Band' (1975), ha seguido explicando lo siguiente: "Mira, el la inducción nos dimos la mano David y yo y, después, el resto de los miembros estaban aparte, por desgracia. No nos llevamos con ellos en absoluto".

"Es un tema delicado", dice Hughes. "No fue una noche fácil para nosotros. Si miras el lenguaje corporal, creo que es bastante obvio, ¿sabes? Pero bueno, David y yo hemos aguantado cosas muy duras a lo largo de los años, le quiero un montón".

El músico, además, afirma que no quiere saber nada de Deep Purple ni de sus miembros actuales. "No tengo ni idea de lo que están haciendo y, la verdad, no me importa en absoluto".

Hace ya unos meses, David Coverdale explicó más detalles sobre esta ceremonia de inducción, aunque de forma algo más cruida: "¿Qué narices llevaban metido por el culo? Intentaron que no diéramos ningún discurso ni dijéramos nada, ¡no sabes qué rebote se pilló mi mujer! Y yo lo tuve claro y lo dije, '¡Qué les den! Nadie va a dejarnos de lado'".

RockFM