El ingeniero del 'Apetite for Destruction': "Slash babea sin control mientras graba sus solos de guitarra"

Micajah Ryan fue el ingeniero del álbum debut de la banda
El ingeniero del 'Apetite for Destruction': "Slash babea sin control mientras graba sus solos de guitarra"

Tiempo de lectura: 3’

Durante una aparición en Full in Bloom, el ingeniero Micajah Ryan recordó su trabajo con Guns N' Roses en el monumental álbum de debut de la banda 'Appetite for Destruction', de 1987.

Cuando se le preguntó sobre alguna anécdota de Slash que recordara, Ryan comentó (según la transcripción de Ultimate Guitar): “Tenía un hábito, no sé si lo has notado, se concentra tanto cuando hace los solos que le acaba sobresaliendo el labio inferior”.

“Y babea, en algunos momento derrama largos hilos de saliva hasta el suelo”.

“Esto ocurrió en el estudio. Está tan concentrado cuando toca que no se da cuenta de que está babeando, o no le importa. Nunca he averiguado cual era de las dos, si no se enteraba o le daba igual”.

“Otra cosa que quiero señalar es... Cuando decimos que Slash va al estudio a tocar música, Slash no toca, trabaja”.

“Se deja la piel, y para mí, es eso lo principal. 'Oh, van a entrar a tocar y tal'. Es mucho más duro que tocar, no hay nada de frívolo en ello”.

También se le preguntó por alguna anécdota de Izzy Stradlin mientras cortaba sus partes, a lo que dijo: “Izzy era genial, pero cuando tocaba lo hacía muy rápido. Hizo las partes rítmicas y sus partes principales en tres semanas y media, tal vez un mes”.

“Lo hacía muy rápido, y Mike Clink [productor] no pasaba mucho tiempo repasando el material porque Izzy conocía su material”.

“Me recordaba constantemente aquella frase de Bob Dylan, 'Se conoce bien sus canciones antes de empezar a tocar', Izzy era ese tipo”.

“Conocía bien su canción antes de empezar a tocar, y era un gran ejemplo de ello. Gastaba en ello todo su tiempo mientras Slash hacía sus partes”.

“Se pasaba todo el tiempo en el estudio tocando su guitarra y escuchando su reproductor de cintas. Tenía un reproductor de cintas y lo llevaba a todas partes, y escuchaba un montón de canciones diferentes”.

“Pero lo que más recuerdo fue “Keep Your Hands to Yourself”, ¿recuerdas esa canción? The Georgia Satellites. Porque Izzy,cuando hice un trabajo en solitario con él después del álbum, contrató a un guitarrista de esa banda para que estuviera en su banda”.

“Un gran tipo, no puedo recordar su nombre, pero era un gran tipo y un gran guitarrista. Él e Izzy se compenetran muy bien, se leen el pensamiento el uno al otro, es bastante sorprendente de ver”.

Axl Rose siempre entraba por la noche al estudio pero no sabemos a qué hora empezaban los demás, Ryan contestó: “Siempre empezábamos a las 11. Él intentaba llegar a las 7:30 pero no siempre lo conseguía. Lo que pasa con Axl es que tiene que estar en el estado de ánimo adecuado para cantar, y le ha llevado tiempo darse cuenta de que tiene esa característica”

Creo que se dio cuenta de que tiene la capacidad de salir al escenario y actuar y lograrlo de inmediato, pero entonces creía que tenía que conseguir llegar a ese estado de ánimo, un estado de ánimo de enfado para poder cantar”.

Creo que ya no le pasa eso. No lo sé con seguridad, pero no creo que ya se sienta así. Sigue cantando muy bien”.

Y sobre algún momento destacado de Axl contestó: “Él siempre, bueno no siempre, pero muchas, muchas veces traía a su novia con él, y yo siempre esperaba que ella hiciera un comentario sobre lo que él estaba haciendo, pero nunca lo hizo”.

Él nunca le preguntó, pero ella estaba todo el tiempo allí de pie. Esperaba que le dijera: 'Bueno, ¿qué te parece?' Pero él nunca le llegó a preguntar”.

Axl lo sabía, todos los sabían, simplemente sabían que había algo en esa banda que no puedo precisar, pero fue una época completamente mágica. Me lo pasé muy bien haciendo ese disco”.

Ese disco fue... Aprendí mucho, fue una experiencia tan nueva para mí, fue la primera vez que trabajé en un álbum durante un largo periodo de tiempo. Todos los demás proyectos antes de ese los había hecho como mucho en una semana”.

"De repente, estoy en un proyecto que dura tres meses, así que fue una curva de aprendizaje muy grande. Las presiones eran diferentes, eran intensas, pero eran diferentes”.

"No tenía que hacerlo inmediatamente - teníamos una semana para hacer esto, dos semanas para hacer esto... Eso fue genial, así que realmente nos tomamos el tiempo que necesitamos para hacer el trabajo bien".


RockFM